(Reuters)

(Reuters)

La votación extremadamente tensa en la madrugada del viernes se definió con el voto negativo del senador John McCain. El proyecto de reforma sanitaria era una de las principales promesas de campaña del presidente Donald Trump

Los republicanos fracasaron en un nuevo intento por desmantelar el Obamacare, congelando los deseos del presidente Donald Trump de sepultar el sistema de salud instaurado por su antecesor Barack Obama.

La votación extremadamente tensa en la madrugada del viernes se definió con el voto negativo del senador John McCain, recientemente diagnosticado con cáncer a la cabeza.

“Fue una gran desilusión”, dijo a sus colegas el líder de la bancada republicana, Mitch McConnell, tras la votación, que terminó con 51 votos en contra y 49 a favor. “Lamento que nuestros esfuerzos fueran insuficientes esta vez”, agregó.

El resultado de la votación es un duro golpe al presidente Donald Trump y puso fin a la campaña de siete años del partido Republicano por revocar la Ley de Cuidado de Salud Asequible del 2010.

Los republicanos del Senado decidieron votar una propuesta reducida para derogar partes del Obamacare, después de que no lograron alcanzar un consenso sobre una medida más extensa desde que la Cámara de Representantes aprobó su proyecto de ley en mayo.

El presidente Trump criticó el resultado de la votación a través de Twitter. “3 republicanos y 48 demócratas decepcionaron a los estadounidenses. Como dije desde el comienzo, dejen implosionar a Obamacare, luego hagan un acuerdo. Verán!”.

Siempre se supo que el margen iba a ser muy estrecho, pues las senadoras republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski habían anunciado que votarían en contra.

El vicepresidente Mike Pence llegó a la sesión en torno a la medianoche, en caso de que su voto fuera necesario para desempatar un 50-50.

Pero nunca tuvo la oportunidad, pues McCain no se dejó presionar y votó en contra, haciéndose acreedor del aplauso de numerosos demócratas.

“No estamos celebrando; estamos aliviados”, dijo el jefe de la bancada demócrata Chuck Schumer.

“Demos vuelta la página y trabajemos juntos para mejorar nuestro sistema de salud”, agregó.