December 14, 2017

El Misterioso Caso De La Abogada Rusa Que Se Reunió Con El Hijo De Donald Trump.

 

El hijo mayor del presidente Trump, Donald Trump Jr, se reunió con una abogada rusa el 9 de junio del año pasado. La abogada se llama Natalia Veselnitskaya. La reunión tuvo lugar en la Trump Tower de Nueva York y fue planificada por Rob Goldstone, un publicista británico amigo de la familia Trump. Goldstone ofreció a Trump Jr. información comprometedora de Hillary Clinton durante la campaña presidencial. Trump Jr. aceptó la invitación a la reunión y dijo que le “encantaría” enterarse al respecto.

De acuerdo a los correos electrónicos divulgados por Donald Trump Jr, Natalia Veselnitskaya era la persona quien revelaría importante información sobre Hillary Clinton. Según el hijo de Trump, la reunión duró unos 20 minutos y terminó prácticamente en nada. Veselnitskaya no proporcionó la información esperada. Donald Trump Jr. y Natalia Veselnitskaya terminaron hablando sobre la adopción de niños rusos y la ley de Magnitsky. (ley que impone sanciones a Rusia por supuestas violaciones a los derechos humanos después de la muerte del abogado ruso Sergei Magnitsky)

Después que el New York Times hizo pública la noticia sobre la reunión; la prensa anti-Trump, los demócratas y los liberales aprovecharon la oportunidad para denunciar, una vez más, el supuesto complot entre el presidente y Rusia. Los opositores de la administración llamaron a Donald Trump Jr. traidor. Otros dijeron que la reunión entre el hijo del presidente y la abogada rusa fue un acto ilegal y criminal.

Desafortunadamente para los críticos de la administración, la reunión entre Trump Jr. y la abogada rusa puso al descubierto más información sobre Natalia Veselnitskaya y los demócratas que sobre el presidente Trump y el gobierno ruso.

A continuación menciono varios hechos importantes ignorados por la prensa anti-Trump.

¿Quién es la abogaga rusa? Natalia Veselnitskaya  se graduó en la Universidad Estatal de Moscú en Derecho en el año 1998. Posteriormente trabajó por tres años para el fiscal estatal hasta que fundó su propio grupo de abogados, Camerton Consulting.

Según el gobierno ruso, Natalia Veselnitskaya no ha trabajado para la administración de Vladimir Putin. De hecho, El Kremlin dijo no conocerla. “No sabemos quién es. Desde luego no podemos estar al tanto de las reuniones que celebran todos los abogados rusos dentro y fuera del país”, explicó a la prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov. En una reciente entrevista con la cadena NBC, Veselnitskaya negó tener alguna relación con el gobierno ruso. En otras palabras, la idea que la abogada rusa tenía conexiones con el Kremlin (como sugirió el New York Times) no se ha podido comprobar.

Veselnitskaya no tenía permiso para ingresar a Estados Unidos ya que su visa fue negada 6 meses antes de reunirse con Donal Trump Jr. El Departamento de Justicia del presidente Obama, bajo la dirección de la fiscal general Loretta Lynch, permitió la entrada al país de la abogada rusa a través de un proceso llamado “Libertad Condicional Especial“. Acorde al gobierno de Barack Obama, Natalia Veselnitskaya ingresó al país bajo “condiciones extraordinarias”. Según el Departmento de Homeland Security (DHS por sus siglas en Inglés) su ingreso al país le permitió participar en un “proceso legal de un cliente”.

La administración Obama no sólo permitió el ingreso de la abogada rusa a Estados Unidos. El DHS extendió su permanencia en el país varías veces. Posteriormente el Departamento de Estado le otorgó una visa B1/B2 en junio del 2016. Interesantemente esto ocurrió antes de la reunión con Donald Trump Jr.

El misterio de Natalia Veselnitskaya no termina con su ingreso y permanencia inusual en el país. Sus actividades en Estados Unidos fueron también sospechosas.

Poco después de reunirse con el hijo de Donald Trump, Veselnitskaya voló a Washington, DC. Durante su estadía en la capital, la abogada rusa asistió a un testimonio de Michael McFaul en la Cámara de Representantes. McFaul era el embajador de Estados Unidos ante Rusia durante la administración de Barack Obama. Durante el testimonio, Veselnitskaya se sentó en primera fila.

Natalia Veselnitskaya en la Cámara de Representantes durante el testimonio del embajador Michael McFaul

Interesantemente, durante su permanencia en Estados Unidos, Natalia Veselnitskaya estuvo relacionada con organizaciones opositoras a la administración Trump. Según un reporte del Washington Post, ella trabajó para Glenn Simpson, el fundador de Fusion GPS, una firma conocida por su postura en contra del presidente.

Según el Daily Caller, Veselnitskaya también trabajó para Christopher Cooper, el fundador y director ejecutivo de Potomac Square Group, una compañía que tiene como clientes a conocidos demócratas como Jerry Brown, gobernador de California y Howard Dean, ex-candidato presidencial.

Aún más, según información divulgada en Facebook, Natalia Veselnitskaya parece haber sido opositora del presidente Trump. La abogada participó en un evento en contra de Trump el 21 de enero. Durante la manifestación, los asistentes portaron carteles pidiendo el enjuiciamiento del presidente.

Como mencioné antes, la presencia de Natalia Veselnitskaya en Estados Unidos y su reunión con Donald Trump Jr. sacó a la luz actividades y relaciones con los demócratas que nadie esperaba. Desafortunadamente la prensa anti-Trump (especialmente de habla hispana) ha ignorado estos hechos.

El caso de Natalia Veselnitskaya está lleno de enigmas y varias preguntas permanecen sin respuestas. Por ejemplo:

¿Porqué el Departamento de Justicia del presidente Obama le permitió a Natalia Veselnitskaya ingresar al país después que su visa había sido negada?

¿Porqué Natalia Veselnitskaya ingresó a Estados Unidos bajo “condiciones extraordinarias”?

¿Cuál fue la verdadera misión de Nathalia Veselnitskaya en Estados Unidos?

¿Cuáles son los vínculos de Natalia Veselnitskaya con la administración Obama?

¿Cuál fue el motivo por el cuál Natalia Veselnitskaya se reunió con el hijo del presidente Trump?

Veselnitskaya recientemente se entrevistó con la cadena rusa RT y dijo que está dispuesta a comparecer ante el congreso de Estados Unidos para “aclarar la situación” de su reunión con Donald Trump Jr.