January 23, 2018

El Embarazoso Testimonio De James Comey – VIDEO

El 8 de junio el exdirector del FBI, James Comey, testificó ante el Comité de Inteligencia del Senado sobre la investigación del consejero de Seguridad Nacional Michael Flynn y la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales del 2016.

Por varios meses la prensa liberal y los demócratas acusaron al presidente Trump por obstruir la justicia y tener un complot con Rusia para beneficiarse de las elecciones presidenciales.

Durante su testimonio James Comey no aportó evidencias que apoyen las acusaciones contra el presidente. Después de varias horas de interrogatorio Comey fue incapaz de proveer pruebas de obstrucción de la justicia o complot con Rusia que incriminen a Donald Trump.

James Comey se enfocó en acusar al presidente y llamó a Trump mentiroso. Interesantemente, el ex-director del FBI no ofreció pruebas de tales acusaciones.

Comey, en un gesto amenazante, dijo que tiene en su poder notas sobre varias conversaciones que sostuvo con Donald Trump. Tomé notas por “temor que el presidente mintiera”, afirmó Comey. Irónicamente (no obstante las múltiples mentiras descubiertas en el escándalo de los correos electrónicos de Hillary Clinton) Comey no tomó notas cuando interrogó a la ex-secretaria de estado del presidente Obama.

El año pasado, antes de las elecciones presidenciales; James Comey reveló en detalles las mentiras de Hillary Clinton y el uso indebido de sus correos electrónicos por cuatro años consecutivos. Clinton violó las leyes federales; inexplicablemente, Comey concluyó que no había bases suficientes para iniciar acción legal en contra de Hillary.

Gracias a Comey, Clinton no fue procesada y continuó su campaña electoral para la presidencia de Estados Unidos. La decisión de Comey fue duramente criticada en el país.

No es sorpresa que la reputación de James Comey ya estaba en duda antes de su testimonio en el Senado. La razón es clara: Comey exoneró a Hillary Clinton, a pesar de llamarla “extremadamente descuidada” y desmentirla en múltiples ocasiones.

Durante el reciente testimonio, Comey admitió que proporcionó información del FBI al periódico liberal New York Times. La nota documentó una reunión en la oficina oval en la que supuestamente Trump pidió a Comey dejar la investigación de Michael Flynn, el ex-asesor de Seguridad Nacional. James Comey filtró la información a través de Dan Richman, un amigo de la Universidad de Columbia.

El New York Times usó la información de Comey para lanzar una campaña de desprestigio en contra del presidente Trump.

James Comey defendió su proceder alegando que la información no era clasificada; sin embargo, el abogado de Trump, Marc Kasowitz, acusó a Comey de proporcionar “unilateralmente y subrepticiamente acceso a la prensa sobre una comunicación privilegiada con el presidente”.

Varios expertos legales consideran que Comey no estaba autorizado para compartir información confidencial del FBI con la prensa. Según los analistas, James Comey filtró información del gobierno federal como si se tratara de un asunto personal.

Aún más, Comey proporcionó la información al New York Times intencionalmente después que fue despedido del cargo. Me pregunto si los estadounidenses ven la decisión de Comey como un acto de venganza. James Comey no sólo compartió información federal con un amigo, pero también (según sus propias palabras) le pidió que la filtrara a un reportero de la prensa.

Quizás la pregunta más importante sobre el testimonio de Comey es la siguiente: ¿qué motivó a James Comey a filtrar información sobre el presidente después que fue despedido del cargo? Algunos creen que fue un acto de venganza. Otros, en base a los comentarios de Comey, piensan que el ex-director del FBI creó deliberadamente las condiciones necesarias para forzar la intervención de un investigador independiente. En cualquier caso el objetivo de James Comey parece estar claro… perjudicar a Donald Trump.

Jay Sekulow, principal asesor jurídico de American Center for Law and Justice, dijo recientemente que James Comey cometió un crimen federal. Según Sekulow, Comey violó la ley 18 U.S.C. 641 al transmitir, sin la autorización respectiva, un documento perteneciente al gobierno federal de Estados Unidos.

James Comey trató de perjudicar al presidente, pero su testimonio fue autodestructivo. La falta de evidencias en contra de Trump fue una victoria para el mandatario. Al mismo tiempo, la decisión de filtrar información federal fue un error de Comey que podría tener serias consecuencias legales.

En las circunstancias actuales, el supuesto complot entre Donald Trump y Rusia parece haberse transformado en el complot entre James Comey y la prensa liberal.

Según CNN, Donald Trump planea presentar una denuncia en el Departamento de Justicia sobre la filtración ilegal de documentos federales por parte de James Comey.

VIDEO – James Comey reconoce que filtró información del gobierno federal.