July 15, 2018

Los Demócratas Quieren Destituir A Trump… Por Una Fracción De Lo Que Hizo Barack Obama.

La elección de Donald Trump tiene de cabeza a la izquierda norteamericana. Para los demócratas y liberales, un presidente como Trump es inaceptable. La razón del odio hacia Trump es su visión política. Es exactamente lo que los izquierdistas odian.

Los oponentes de Trump no pueden aceptar la idea de “América primero”. Para ellos, el excepcionalismo y la supremacía de Estados Unidos son males que debemos eliminar.

En la mente de los izquierdistas y liberales los planes del presidente son destructivos. Trump es una amenaza y debe ser destituido… y mientras más rápido mejor.

Según el presidente, un país sin fronteras no es un país y al terrorismo islámico hay que combatirlo y destruirlo. Trump piensa que Estados Unidos debe velar primordialmente por sus ciudadanos. Su agenda es un asunto de seguridad nacional. Para la izquierda, se trata de racismo.

Al principio Trump fue acusado de haber tenido un complot con Rusia para perjudicar la campaña electoral de Hillary Clinton.

Posteriormente el presidente fue acusado de obstruir la justicia por ciertos comentarios que hizo al Director del FBI, James Comey sobre Michael Flynn. Aparentemente Trump le dijo a Comey: “Espero que puedas dejar de lado la investigación. Flynn es un buen tipo. Espero que puedas dejarla de lado”.

Trump también fue acusado de revelar información clasificada a la delegación rusa que recientemente visitó la Casa Blanca.

El mandatario negó las acusaciones y alegó que tiene el derecho de discutir con otros países asuntos de terrorismo.

Las supuestas conversaciones de Trump dieron lugar a una avalancha de críticas entre demócratas y liberales. Los enemigos del presidente alegan que se trata de serias violaciones a la ley. Algunos han sugerido iniciar un juicio político.

Hipócritamente, los demócratas guardaron silencio o minimizaron los escándalos de Barack Obama y Hillary Clinton durante la última administración.

Los opositores del presidente han olvidado el testimonio del Director del FBI, James Comey, sobre el escándalo de los correos electrónicos de Hillary. Según Comey, Hillary envió más de 100 correos electrónicos con información clasificada cuando era Secretaria de Estado del presidente Obama. Algunos correos contenían información altamente clasificada, dijo Comey. Aún más, Clinton borró más de 30.000 mensajes y su personal destruyó teléfonos con un martillo.

James Comey dijo hace poco que tenía un memorándum sobre los comentarios de Trump. Interesantemente, a pesar de los múltiples escándalos del presidente Obama, Comey nunca ofreció hacer pública alguna información al respecto.

La conversación de Donald Trump con James Comey y sus comentarios ante la delegación rusa son insignificantes comparados con la plaga de escándalos de Barak Obama y Hillary Clinton.

Mencionemos algunos de los escándalos más notorios de la administración Obama:

  • El intercambio de información clasificada sobre seguridad nacional, terrorismo y tráfico humano con Gustavo Machin, un espía cubano que trabajó como diplomático en Washington DC.
  • La obstrucción de la investigación de Hillary Clinton sobre el uso indebido de los correos electrónicos y el modus operandi de la Fundación Clinton.
  • El encubrimiento del ataque terrorista al consulado americano en Benghazi, Libia, antes de las elecciones presidenciales del 2012.
  • La filtración de información secreta sobre las operaciones militares de Israel contra Irán.
  • La revelación de las identidades de los seis militares involucrados en la muerte de Osama Bin Laden por parte del vicepresidente Joe Biden.
  • La distribución de armas estadounidenses a los carteles de la droga en México a través del programa Rápido y Furioso.
  • La inmigración ilegal de pandillas criminales como el grupo MS13.
  • La venta de Uranio a Rusia por parte de Hillary Clinton.
  • El envío de billones de dólares al régimen terrorista de Irán.
  • El traslado de armas de Benghazi a Siria antes del ataque terrorista al consulado americano.

Los demócratas ignoraron por ocho años los escándalos de la administración Obama-Clinton, pero quieren destituir a Trump poco después de asumir la presidencia.

¿Porqué no se nombró a un fiscal especial durante la administración de Barack Obama? ¿Porqué los medios de comunicación no cubrieron los escándalos de Obama de la misma manera que cubren las acusaciones contra Donald Trump? Desafortunadamente cuando se trata de un demócrata la respuesta de la prensa liberal es el silencio.

Es interesante que el Director Comey amenazó hacer público un memorándum acusatorio en contra de Trump después que el presidente decidió despedirlo.

Algo más. ¿Donde estuvo el FBI durante los 8 años de la presidencia de Barack Obama?

Dado los múltiples escándalos durante la reciente administración, me pregunto si James Comey tiene algún memorándum acusatorio sobre Barack Obama y Hillary Clinton… El pueblo estadounidense tiene el derecho a saber.

Según varios analistas y expertos, los comentarios de Trump no constituyen bases legales para iniciar un juicio político o destituir al presidente. Cabe mencionar que hasta la fecha presente, no se ha encontrado ninguna evidencia de complot entre Donald Trump y Rusia.