December 17, 2017

Acuerdo Bipartidista Por Presupuesto De EE.UU.: Sin Muro Y Sin Recortes.

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, y la líder de la minoría en la Cámara, Nancy Pelosi conversan en el Capitolio.

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, y la líder de la minoría en la Cámara, Nancy Pelosi conversan en el Capitolio.

Republicanos y demócratas en el Congreso consensuaron la noche del domingo un proyecto de presupuesto por un poco más de un billón de dólares que mantendrá funcionando al gobierno de Estados Unidos hasta septiembre, pero que no incluye recursos para el muro fronterizo con México y que rechaza los recortes a diversos programas sociales y a las ciudades santuario.

La iniciativa presupuestaria, la primera propuesta bipartidista que avanza legislativamente en lo que va de la presidencia de Donald Trump, incluye victorias políticas para los demócratas, cuyos votos serán necesarios para aprobarlo en el Senado.

Los republicanos no consiguen fondos para la construcción del muro pero sí un anticipo de $12.500 millones de dólares para el fortalecimiento de las fuerzas militares como lo quería Trump.

De igual manera el presupuesto incluye $1.500 millones para la seguridad fronteriza, pero los demócratas han conseguido un límite estricto para su uso, que solo contempla inversión tecnológica, reparaciones en la infraestructura y camas adicionales en los centros de detención.

La Casa Blanca también se retractó de eliminar subvenciones a las “ciudades santuario” que no compartan información sobre la condición migratoria de algunas personas con las autoridades federales.

“Este acuerdo es un buen acuerdo para el pueblo estadounidense y elimina la amenaza de cierre del gobierno”, dijo el líder de la minoría en el Senado, Charles E. Schumer. “El proyecto asegura que los dólares de los contribuyentes no se usen en un inefectivo muro fronterizo, excluye “píldoras venenosas” y “polizones” y aumenta la inversión en programas de los que depende la clase media, como la investigación médica, la educación y la infraestructura.

El proyecto descarta eliminar recursos a Planned Parenthood, una organización de clínicas comunitarias que proporcionan información y asistencia para el control de la natalidad y el aborto, y según los demócratas, otras 160 medidas presupuestarias conocidas como “polizones” o “agregados”, algunas de las cuales habrían recortado fondos para el medio ambiente o disminuido las regulaciones financieras contra la banca.

La medida prevé financiamiento para el resto del año fiscal 2017. Si la votación se efectúa sin complicaciones esta semana se eliminará cualquier amenaza de una paralización del gobierno, al menos hasta el 1 de octubre, cuando comienza el año fiscal 2018.

Trump ha presentado un presupuesto parcial para 2018 en el que prometía un incremento de 10% de los recursos al Pentágono, que se financiaría con recortes a la asistencia exterior y otros programas ajenos a la defensa que los negociadores protegieron en la medida.

La medida tiene garantizado el apoyo bipartidista en las votaciones que habrá durante la semana. La Cámara de Representantes y el Senado tienen hasta la medianoche del viernes para que aprueben la iniciativa a fin de evitar la paralización del gobierno.

Se desconoce aún cuánto apoyarán la iniciativa los conservadores del Partido Republicano y qué tan bien la acogerá la Casa Blanca.

La medida también prevé una restitución de $68 millones de dólares a los gobiernos locales por los gastos derivados de la protección a las residencias de Trump en Florida y Nueva York, , una prioridad de legisladores de esos estados.