July 24, 2017

Los Venezolanos Hacen Una Gran Sentada En Las Calles Del País.

Plantón en Altamira, Caracas. (P. TOLEDO)

Miles de opositores tomaron el lunes algunas de las principales vías de Venezuela, sentados en el pavimento mientras jugaban cartas, leían o conversaban, en un “plantón” convocado como protesta contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, reporta Reuters.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a sus seguidores a concentrase en la principal arteria vial de cada uno de los 24 estados del país durante todo el día.

“Estamos calentando motores porque va llegar el día en que todos nos quedemos en la calle hasta que salga el Gobierno”, dijo Gladys Avariano, de 62 años, sentada en la principal autopista de Caracas, protegiéndose del sol con una sombrilla.

Los manifestantes, muchos vestidos de blanco, tendieron sábanas en el piso, jugaron dominó y conversaron en los diferentes plantones en ciudades como Maracaibo, Puerto Ordaz, Valencia y San Cristóbal. La oposición pidió a sus seguidores llevar comida y agua para aguantar hasta las 6:00 de la tarde.

En Ciudad Bolívar, al sur del país, los asistentes hicieron una sopa comunal; mientras que en San Cristóbal, al occidente, jugaron fútbol; y en la capital, Caracas, algunos artistas realizaron performances con el cuerpo pintado de los colores amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana.

Algunos pocos manifestantes, que intentaron quemar neumáticos o destrozar bienes públicos, fueron rápidamente controlados por líderes opositores quienes les insistieron que la protesta debía ser pacífica, a diferencia de las recientes.

“Muchas personas nos han planteado que están dispuestos a estar en las calles hasta que se dé el cambio. Para que eso ocurra tenemos que demostrar que tenemos la capacidad, disciplina y la organización para permanecer al menos todo un día en protesta”, dijo el vicepresidente del Congreso, el opositor Freddy Guevara, mientras participaba de la protesta.

“Queremos vivir libres, queremos hacer lo que estamos haciendo en este momento, que es salir y sentarnos en la calle”, afirmó a la agencias de noticias AP Juan Carlos Bautista, un comerciante de 48 años, mientras jugaba una partida de dominó con otras cinco personas sentado sobre el asfalto.

“Estoy aquí luchando por mis hijos y por el futuro de los hijos de mis hijos”, manifestó el venezolano al asegurar que permanecería en la vía las horas que sean necesarias para protestar contra el Gobierno.

“No me importa pasar sol y calor aquí todo el día. Hemos pasado cosas peores. Peor es ver a la abuelita muriéndose de hambre. Peor es ver a mi vecina que no tiene medicinas para su niño con cáncer”, dijo Julieta Carvallo, una docente de 62 años, luego de transformar parte del piso de la autopista en una suerte de pizarra en la que comenzó a escribir con tizas de colores los mensajes “Váyanse, no los queremos” y “Venezuela no merece esto”.

El ambiente político se caldeó en Venezuela a fines de marzo luego que el Poder Judicial se arrogó prerrogativas del Parlamento dominado por la oposición, generando protestas y llamados internacionales a respetar la democracia.

La oposición ha insistido en que permanecerá en las calles hasta lograr que sean repuestas todas las funciones del Parlamento, se convoque a elecciones generales, se abra un canal humanitario que alivie la grave escasez de medicinas y alimentos y se liberen a cientos de políticos presos.

Más de 1.400 personas han sido detenidas este mes, según el grupo local de derechos humanos Foro Penal, mientras que 23 personas han muerto tras estos disturbios y manifestaciones.

Diversos países de América y Europa y organismos como la Organización de Estados Americanos y Naciones Unidas han alzado su voz de protesta contra la crisis en Venezuela y han pedido a Maduro que celebre elecciones cuanto antes.