July 26, 2017

Cómo Es La “rebaja Histórica” Impositiva Que Revelará Donald Trump Hoy En Su Plan De Reforma Tributaria.

Donald Trump junto a Steve Mnuchin, Secretario de la Tesorería de Estados Unidos
Donald Trump junto a Steve Mnuchin, Secretario de la Tesorería de Estados Unidos

El Secretario de la Tesorería Steven Mnuchin y el Director Económico Nacional Gary Cohn presidirán de una sesión informativa a la 1:30 pm EST (17:30 GMT) donde revelarán los principios fundamentales de la reforma tributaria de Donald Trump. 

El presidente ha anticipado una “rebaja histórica” de los impuestos a las corporaciones y a la clase media estadounidense. Específicamente, prometió en su campaña electoral impulsar una reducción a la tasa impositiva de las corporaciones del 35 al 15 por ciento, un recorte de 20 puntos porcentuales.

La reforma contemplada choca de manera conflictiva con otro eje principal de la lógica macroeconómica del Partido Republicano que pretende una estabilización de la creciente deuda y déficit fiscal de Estados Unidos, que por el momento se aproxima a los 20 billones de dólares. Sin embargo, varios republicanos que criticaron firmemente la creciente deuda nacional bajo la presidencia de Barack Obama parecen estar abiertos a la reforma de Trump pese a que podría agregarle billones de dólares al déficit en los próximos diez años.

Ilustración del creciente déficit fiscal de Estados Unidos

Ilustración del creciente déficit fiscal de Estados Unidos

Según una aproximación del Comité Conjunto sobre Impuestos (JCT, por sus siglas en inglés), cada reducción porcentual en la tasa impositiva reduce los ingresos federales por USD 100.000 millones en un plazo de diez años, por lo que un recorte de 20 puntos costaría al gobierno dos billones de dólares en una década.

Además, el conflicto entre la reforma tributaria y el déficit fiscal cobra particular importancia cuando consideramos que el Partido Republicano pretende convertir el proyecto en ley bajo un proceso de “reconciliación”. El proceso de reconciliación permite una votación partidaria republicana en el Senado para pasar la medida con una simple mayoría de 51 en lugar de 60 votos pero requiere la aprobación de proyectos de ley diseñados para evitar un déficit que supere el marco presupuestario de diez años que proyectan este tipo de reformas. Cumplir con los requisitos exigidos por este proceso será un gran desafío para el país.

Parecería que Trump apuesta a superar este desafío confiando en el crecimiento económico que surgiría como consecuencia de la reforma, lo cual significaría una mayor recaudación fiscal relativa a pesar de menores tasas tributarias. Consultado si los ingresos públicos serían neutrales tras la reforma, el Secretario de la Tesorería Mnuchin contestó que la medida se “financiará por sí misma con crecimiento económico”. 

El Partido Republicano busca un balance fiscal entre los impuestos y el déficit

El Partido Republicano busca un balance fiscal entre los impuestos y el déficit

Las principales reformas de la medida se pueden reducir a dos: eliminar los impuestos corporativos a los beneficios extranjeros de las multinacionales estadounidenses y reducir el impuesto corporativo y la tasa impositiva máxima para las empresas “pass-through” del 39,6 al 15 por ciento. Supuestamente a pedido de su hija Ivanka, el mandatario también evalúa incluir una exención tributaria para los gastos de cuidado infantil.

Un impuesto “pass-through” es una exacción dirigida directamente a los dueños de las empresas para evitar un doble impuesto que podría darse si un empresario es sometido a pagar un impuesto corporativo y también un impuesto a las ganancias. Como implica la expresión, el sistema pass-through “pasa a través” del impuesto corporativo a la declaración de impuestos de los dueños de la empresa.

Para eliminar los impuestos corporativos a los beneficios extranjeros de las multinacionales estadounidenses, se habla de una transición a un sistema tributario territorial, demandada especialmente por las multinacionales, en el cual una empresa en el extranjero no será requerida pagar impuestos a sus ingresos en el exterior, de modo que podrán repatriar sus ganancias sin ser sometidas a significantes cargas impositivas.

Steven Mnuchin (Reuters)

Steven Mnuchin (Reuters)

Con respecto al impuesto a las ganancias para individuos, Trump contempla reducir la cantidad de categorías que separan a los contribuyentes de mayores de los de menores ingresos aunque no se han detallado medidas específicas. Mnuchin ha manifestado que quiere una tasa impositiva máxima del 37%, menor a la tasa actual del 39,6% pero mayor a la tasa del 33% que propuso Trump durante la campaña electoral.

Para lograr hegemonía entre ambas medidas, habría que pensar como evitar que los empresarios se aprovechen de la reducción de impuestos corporativos y “pass-through” para transferir la carga impositiva de sus ganancias personales a los beneficios de la empresa, que gozaría de una menor carga impositiva bajo el nuevo sistema.

Otra característica fundamental de la reforma que, ante la oposición del sector de venta minorista y de senadores republicanos, se limitarán a revelar hoy es la llamada medida proteccionista de Trump que pretende subir los impuestos a las importaciones y eximir los impuestos a las exportaciones. Es probable que el presidente incluya dicha propuesta en la reforma a medida que avancen las negociaciones.

Congreso de Estados Unidos (Getty Images)

Congreso de Estados Unidos (Getty Images)

Sin embargo, la estrategia de reconciliación elegida por los republicanos para implementar la reforma no promete tanta negociación en el Congreso sino un acuerdo entre los legisladores del partido oficialista.

El Senador Ron Wyden de Oregon, líder demócrata del Comité de Finanzas del Senado, dijo el martes que aún no ha escuchado nada sobre la reforma tributaria.

“Eso es un error”, dijo. “Al hacerlo únicamente partidario, sin que ambos lados estén invertidos en el plan, ya vieron el debacle que ocurrió en la primera vuelta de la reforma sanitaria. Puedes ganar por reconciliación, si simplemente decides implementar la medida a la fuerza, pero el historial demuestra que esa estrategia no es sostenible y no es exitosa“.

Cual sea la reforma que finalmente se implemente, es esencial que se convierta en una reforma permanente y no temporal debido al tiempo que precisan estas políticas para lograr sus efectos intencionados.