March 27, 2017

Israel Debe Dejar De Promulgar El Terrorismo Por Parte De La Autoridad Palestina

Es hora de que Israel siga el liderazgo de los EEUU y que pare la indignante promulgación del terrorismo por parte de la Autoridad Palestina (AP). 

El 8 de Marzo del 2016, Taylor Force de 28 años de edad, un veterano de guerra de Iraq y Afghanistan y graduado de  West Point visitaba Israel con miembros de su familia, cuando un terrorista palestino atacó a cuchillo a ciudadanos en Jaffa, incluyendo a una mujer encinta. Taylor Force murió junto con otras 10 personas. 

El vicepresidente americano Joe Biden, quien estaba de visita en Israel dijo: “El tipo de violencia que vimos ayer,….la retórica que promulga la violencia, y la retribución que genera debe parar.” 

Pero la retórica y los pagos para promover el terrorismo por parte de la AP no ha parado. El partido de Fatah que lidera Abbas incluso alabó al asesino Bashar Masalha al siguiente día como un héroe y un mártir, y añadió que “estos ataques continuarán mientras Israel no crea en la solución de dos estados y la finalización de la ocupación.”

Masalha, quien fue asesinado por la policía después de acuchillar a su última víctima, fue otorgado un funeral de héroe con miles en asistencia. La AP incluso criticó a Israel por no liberar el cuerpo de Masalha de manera más rápida. Pero lo realmente obsceno de la historia no fueron las matanzas de Masalha, sino la legislación de la AP que incentiva a que más terroristas cometan actos de violencia en contra de ciudadanos de Israel, motivación que está claramente escrita en su Código de Derecho -a la vista de todo el mundo.

De acuerdo con la Ley 14, Artículos 1 y 2, promulgada por la AP en 2004, la familia de Masalha recibirá una mensualidad de por vida, una suma que es tres veces más que el promedio salarial del año en Cisjordania.

El gobierno palestino ni siquiera intenta esconder sus recompensas por actos de terrorismo. En La Enmienda 19 de Prisioneros Palestinos del 2013, los pagos aumentan para terroristas que cometan actos de violencia que terminan en encarcelamiento. Según la ley, mientras más larga la sentencia (o más violento el crimen), más grande el salario que un terrorista recibe. 

El Artículo 4 ofrece pensión gratis para los hijos de encarcelados. En el Artículo 6 incluso hay mensualidades para ropa y costos mínimos de vida. Seguro médico es incluido en el Artículo 4, sección 12. El Artículo 5 provee el mejor bono: una mensualidad de por vida por sentencias de 5 años (o 2 años para mujeres terroristas). 

Mientras el congreso americano se ha hecho más consciente sobre el patrocinio palestino para el terrorismo, senadores presentarán el Proyecto de Ley Taylor Force, el cual eliminaría fondos para la AP hasta que estos revoquen las leyes que promueven el terrorismo. 

El proyecto de ley será presentado este mes en el Congreso. 

Porqué el gobierno israelí no le da la importancia necesaria a la legislación Palestina que fomenta el terrorismo, y que deposita $315 millones, o cerca del 8% de su presupuesto para pagar a terroristas encarcelados y las familias de mártires es sorprendente. Particularmente después de la condena injusta en contra de Israel por parte del Consejo de Seguridad de la ONU. 

A pesar de que Israel ha comenzado a criticar a la AP por pagar a terroristas, no ha hecho nada por eliminar tales leyes, o demandar que se cierre el Ministerio de Encarcelamientos e Institución para el Cuidado de las Familias de Mártires, la cual es obviamente una barrera institucional en contra de la paz. Hay más de 36 mil personas recibiendo mensualidades pagadas por la AP, distribuidas mediante instituciones estatales las cuales premian los ataques en contra de Israel. 

La AP ha nombrado a 25 escuelas en Cisjordania con nombres de terroristas asesinos, y tres de ellas en honor a Dalal Mughrabi, miembro de Fatah y parte de un grupo terrorista que emboscó a un bus cerca de Tel Aviv en 1978.

En aquella operación fueron asesinados 38 ciudadanos israelíes, incluyendo 13 niños. El nombre de la difunta Sra. Mughrabi también se la puede encontrar en una plaza pública, en un torneo de fútbol, en un campamento de verano y en un centro de computación.

Tal vez es hora de que Israel admita que la solución de dos estados y la paz nunca serán posibles si los líderes palestinos continúan promoviendo el terrorismo en contra de Israel y enseñando a sus niños a odiar y a matar judíos. La tentación de dinero en efectivo y la explotación de emociones mediante educación racista y negativa, crea peligro no solamente para los judíos de hoy, sino para la posibilidad de algún día alcanzar una coexistencia pacífica.

Han habido discusiones continuas sobre el riesgo de ser demasiado fuertes con la AP al punto que se la pueda debilitar, y crear una oportunidad para alguna entidad más peligrosa, como Hamas o Hezbollah. Este es un paradigma equivocado, y ahora los EEUU bajo el mando del Presidente Donald Trump está avanzando la idea de que cualquier tipo de terrorismo en contra de cualquier persona es completamente inaceptable. Mientras la mayoría de países han usado estas palabras, Israel ha continuado haciendo tratados secretos con entidades terroristas que a la final son pagos de protección simulares a aquellos usados por el crimen organizado durante muchas décadas en los EEUU. 

Durante más de 50 años -medio siglo-gran parte del mundo ha aceptado el argumento palestino de moralidad equivalente -que lo que es terrorismo para unos, es lucha por la libertad para otros. Hemos oído esto de los secuestradores de aviones de los 60, de la Masacre de las Olimpiadas de Múnich, de la matanza de niños judíos de Ma’alot, y ahora del acuchillamiento de Taylor Force.

Pero la cosas finalmente parecen estar cambiando. En Diciembre, Gran Bretaña suspendió temporalmente el financiamiento de la AP, porque sabe que el dinero termina en las manos de terroristas. Inmediatamente después de su inauguración, el Presidente Trump frisó un pago secreto de $221 millones que el Presidente Obama autorizó tan solo horas antes de dejar su poder. 

Es hora de que Israel siga el ejemplo de los EEUU y pare la aceptación y promulgación de terrorismo por parte de la AP. El Primer Ministro de Israel debe exponer el fraude y las mentiras de la AP y su patrocinio de actividades terroristas. Demasiadas víctimas inocentes como Taylor Force han sido sumadas a la larga lista de muertos cada año-esta lista debe llegar a su final.