March 23, 2017

Frente A Las Divisiones De Los Republicanos, Donald Trump Analiza Las Propuestas Para Reemplazar El Obamacare.

Donald Trump avanza en su intención de reemplazar el Obamacare (Reuters)
Donald Trump avanza en su intención de reemplazar el Obamacare (Reuters)

Donald Trump está dispuesto a negociar la nueva propuesta republicana para derogar y reemplazar la actual ley de salud -conocida como Obamacare- con los congresistas republicanos que están exigiendo cambios, aseguró este domingo Gary Cohn, el principal asesor económico del presidente de Estados Unidos.

“El presidente ha sido muy abierto y transparente sobre el tema”, declaró Cohn en una entrevista con la cadena Fox.

“Ha estado dispuesto a aceptar mejoras en el proyecto de ley. Hemos cedido, y el presidente lo ha dicho, para asegurar que cualquier cosa que mejore el proyecto de ley para los estadounidenses, será aceptada”, agregó.

Esta semana se presentaron dos proyectos de ley para impulsar el nuevo plan republicano sobre la reforma sanitaria de la mano del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, el cual planea desmantelar algunas de las disposiciones de la actual ley, promovida por el ex presidente Barack Obama, pero también respeta otras.

La propuesta crearía un sistema de crédito fiscal para incentivar a las personas a comprar seguro, desmantelaría la expansión de las ayudas a gente con bajos recursos y acabaría con el mandato que exigía a comprar un seguro o pagar una multa al gobierno.

Paul Ryan llamó a los republicanos a definir la futura ley de salud (AP)

Paul Ryan llamó a los republicanos a definir la futura ley de salud (AP)

Sin embargo, el nuevo plan mantendría las protecciones de Obamacare para aquellos con condiciones preexistentes, evitando que los proveedores de seguros se negaran a proveerles de cobertura.

Ante las divisiones internas que sufre el partido sobre cómo reemplazar el sistema sanitario, Ryan alertó este domingo que si no logran ponerse de acuerdo y ofrecer una alternativa a los estadounidenses, los republicanos sufrirán “un baño de sangre” en los comicios legislativos de 2018.

Los conservadores coinciden en derogar el conocido Obamacare, que desde 2010 ha otorgado cobertura a más de 20 millones de personas, aunque ha subido los precios en algunos casos, pero no se ponen de acuerdo en cómo reemplazarlo.

Los proyectos de ley presentados esta semana ya fueron aprobados por los comités de la Cámara Baja correspondientes, y en los próximos días pasarán al pleno, para después ser debatidos en la Cámara Alta donde la mayoría republicana es más estrecha y las dudas conservadoras mucho más profundas.

Con información de EFE