March 30, 2017

El Porqué Del Colapso De Venezuela.

Muchos analistas se aventuran a ligar la crisis que asola a la economía venezolana con la caída en el precio del crudo. Al ser el petróleo uno de los productos más importantes en el mix productivo venezolano y el principal producto de exportación, parece que la caída del precio haría entrar en crisis a cualquier país con una estructura económica parecida a la venezolana. De la misma manera se supone que los problemas ecuatorianos tienen la misma raíz que los venezolanos (aunque menos acusados).

Lo cierto es que uno de los mercados con más movimiento en los últimos tiempos es el del petróleo. Efectivamente, el barril de petróleo cotiza hoy a un precio un 50% inferior al de mediados de 2014. La revalorización del precio en 2016 ha sido de un 47%.

La importancia exportadora de Venezuela

Nos proponemos analizar cómo ha impactado la caída del petróleo en los mayores exportadores de esta materia, entre ellos Venezuela. Desde el punto de vista de la importancia exportadora, parece que existen muchos países con unas exportaciones netas de petróleo muy superiores a la venezolana. De hecho, Venezuela ocupa el 9º lugar del mundo. Las exportaciones rusas casi triplican las exportaciones venezolanas y las saudíes la quintuplican.

Sin embargo, lo importante para analizar el impacto económico de la caída del precio del crudo en los países exportadores del mismo no son las exportaciones absolutas, sino medidas en términos relativos al tamaño de la economía. Si atendemos a la importancia relativa de las exportaciones de petróleo como % del PIB, vemos cómo Venezuela tampoco aparece entre los primeros lugares.

En este caso Venezuela ocupa el 8º país por importancia exportadora relativa, muy lejos de los países más importantes. Angola, Kuwait, o Irak más que triplican a Venezuela en importancia exportadora relativa de petróleo.

Impacto económico de la caída del petróleo

Tanto 2015 como 2016 han sido años complicados para las economías de los países exportadores de petróleo. Después de que el precio del barril se desplomara en el último trimestre de 2014, las economías dependientes del oro negro han sufrido, como era de esperar, caídas importantes en su desempeño económico.

A pesar de que el crecimiento económico cae de media en los mayores exportadores de petróleo, el impacto de la caída del precio del crudo en cada economía ha sido muy diferente. En principio, podríamos pensar que las economías más dependientes del petróleo como Angola o Kuwait sufrirían las caídas más importantes en su desempeño económico. Sin embargo, los datos no parecen respaldar esta tesis. Venezuela y en menor medida Rusia son los más castigados.

Fuente: FMI

En el gráfico de crecimiento económico por país podemos observar dos tendencias:

1. Los países con menos exposición al precio del petróleo sufren menos volatilidad en su crecimiento económico:

  • Esta tendencia es la esperada. Así, vemos cómo la parte izquierda del gráfico, donde están los países con menor exposición al petróleo, exhiben menor volatilidad en el crecimiento económico que los países situados en la parte derecha (donde están los de mayor exposición).
  • Aquellos países con menos de un 5% de exposición al mercado del petróleo se ven poco afectados por el precio del mismo. Reino Unido, México o Canadá sufren en menor medida las caídas del precio del crudo.

2. Los países con peor desempeño económico no son los que tienen mayor exposición al mercado del petróleo:

  • Esta tendencia es contraria a la esperada. En este sentido, destacan dos países, Rusia y Venezuela. Son los dos únicos países que se encuentran en recesión en 2015 y 2016, siendo Rusia el 11º país por importancia exportadora relativa y Venezuela el 8º.
  • La crisis económica es especialmente grave en Venezuela. Es el único país de todo el grupo en recesión en 2014, 2015 y 2016. Adicionalmente, la venezolana es la recesión más grave, con una caída de PIB en 2016 del 10% (Nigeria cae un 1.7% en 2016 y Rusia apenas un 0.8%).
  • Si comparamos el crecimiento económico venezolano contra el resto de países exportadores de petróleo observamos las graves divergencias que estamos apuntando.
La verdadera causa del colapso venezolano

Venezuela sufre el colapso típico de una economía sujeta durante años a intervenciones políticas de todo tipo. La caída del precio del petróleo es el shock externo que saca las vergüenzas de años de controles de precios, controles de divisas, nacionalizaciones, creación monetaria descontrolada y dirigismo económico.

Los desequilibrios económicos acumulados durante años se escondían bajo la lluvia de dólares caída al albur de una renta petrolera sólo creciente en valor y nunca en volumen. La falta de inversión y la baja productividad por trabajador son la tónica habitual en PDVSA. La capacidad de aumentar la producción para contrarrestar la caída en el precio es nula.

El Gobierno venezolano, siempre falto de fondos y ahora sin la “ayuda” del petróleo caro, no ha tenido reparo en monetizar toda la deuda pública necesaria para cubrir sus crecientes gastos públicos sin aumentar la recaudación fiscal. Esto evidentemente ha creado una situación de hiperinflación en el país en la que incluso han empezado a aparecer clubes de trueque. La destrucción del dinero significa destrucción de la división del trabajo. En este entorno, una caída de un 10% anual del PIB es perfectamente comprensible.

Los controles de precios han hecho desaparecer de facto las mercancías objeto de dicho control, tal y como la teoría económica predice. Los precios de muchos alimentos, al tener que comerciarse en el mercado negro, no han hecho más que dispararse. El crecimiento del precio de los alimentos en 2015 ha sido mayor al 130% en términos reales (una vez descontada inflación). Estos datos no hacen más que constatar la emergencia alimentaria que sufre Venezuela.

Las industrias nacionalizadas han sido un desastre de tal magnitud que, una vez que el petróleo ha caído de precio, la capacidad de la industria venezolana de rehacerse y aumentar la producción en otras áreas es totalmente nula. Ejemplo paradigmático es la producción de acero en Venezuela. Desde que se nacionalizara en 2008, la producción de acero cae más de un 70%.

Venezuela y las vergüenzas del paraíso socialista

En definitiva, la crisis de Venezuela es de todo menos una crisis causada por la caída del precio del petróleo. No todos los países exportadores de petróleo sufren crisis, y los países que la sufren lo hacen con una severidad mucho menor a la venezolana.

La crisis venezolana tiene hundidas sus raíces en el socialismo del siglo XXI y en el dirigismo económico que dicha doctrina política predica. La caída del precio del petróleo es sólo el evento que descubre el cadáver que hoy es la economía de Venezuela.

© Libre Mercado

Fuente: Libertad.org