April 23, 2017

El Intento De Paul Ryan Para Derogar ObamaCare.

El viernes pasado la Cámara de Representantes desperdició una oportunidad única para derogar ObamaCare. A pesar de tener el control del Senado, la Cámara y la Casa Blanca, los republicanos no pudieron presentar un plan de salud que refleje las promesas de la campaña electoral.

El Presidente del Congreso, Paul Ryan, decidió retirar su proyecto de ley al reconocer que no contaba con los votos necesarios. Poco después, los demócratas festejaron el intento frustrado de los republicanos.

El plan de salud de Ryan no se aprobó debido a la oposición del Freedom Caucus, el grupo ultraconservador de la Cámara. Según los conservadores, la culpa fue de Paul Ryan. Los demócratas aprovecharon la oportunidad para criticar a Trump y al partido republicano.

El proyecto de ley para derogar ObamaCare se desplomó gracias a su propio creador, Paul Ryan. Al respecto, analicemos algunos puntos importantes.

La visón política de Ryan jugó un papel importante en el fallido intento de la Cámara. El actual Presidente del Congreso no se identifica con los principios conservadores del partido republicano. Ryan es considerado un “Republicano en nombre solamente” (Republican in name only o RINO por sus siglas en Inglés). La postura política de Paul Ryan ha sido previamente criticada en el ambiente conservador. Esta fue la razón por la que muchos se opusieron a su nominación para Presidente del Congreso.

Recordemos algo. Durante la campaña electoral Paul Ryan fue un crítico de Donald Trump. Ryan dijo que él no apoyaría la candidatura presidencial del magnate neoyorquino. Por lo tanto no es extraño el contraste entre RyanCare y las promesas del Presidente. En estas circunstancias el pueblo se pregunta si Trump fue debidamente informado. Según algunos analistas, Paul Ryan engañó al Presidente para tratar de implementar un sistema de salud acorde a su visión política.

Donal Trump lanzó su campaña presidencial basada en una plataforma conservadora. La posición de Trump fue clara: derogar y reemplazar ObamaCare. Ryan ignoró la promesa de Trump y decidió modificar (no reemplazar) ObamaCare. Paul Ryan presentó su proyecto de ley como la derogación y reemplazo de ObamaCare esperado por los estadounidenses.

Cuando RyanCare salió a la luz, la verdad fue evidente. Los subsidios, los impuestos, las regulaciones burocráticas, la modificación del mandato individual, las multas y la expansión del Medicaid fueron motivos suficientes para considerar el plan de Ryan otra versión de ObamaCare. Aún más, Paul Ryan no pudo demostrar que su plan disminuiría los costos de los seguros de salud.

La propuesta de Ryan llegó a conocerse inmediatamente como ObamaCare#2.0. Otros la llamaron “ObamaCare lite” o “RinoCare”.

El plan de salud de Paul Ryan comenzó mal desde el principio. El proyecto de ley se escribió a puertas cerradas. Aparentemente docenas de conservadores no fueron consultados. La decisión de Ryan desató protestas en la Cámara. Ciertos congresistas dijeron que el plan no debió presentarse en los términos que fue redactado. Fue así como empezó la oposición a RyanCare.

Mientras más se conoció el proyecto de Ryan, más críticas surgieron. Algunos conservadores consideraron el nuevo plan una segunda versión de ObamaCare. Para los congresistas del grupo Freedom Caucus, la reforma de salud de Paul Ryan era simplemente “inaceptable”.

Antes que Ryan decidiera retirar su proyecto de ley, otros problemas salieron a relucir.

El plan de Ryan permitía a las compañías de seguro cobrar cinco veces más a pacientes mayores de 50 años. De acuerdo a la Oficina del Presupuesto del Congreso, 24 millones de personas perderían sus coberturas en los próximos 10 años. Además, el costo de los seguros aumentaría hasta el 20% en los siguientes 2 años. Breitbart News también reportó que el proyecto de ley fue escrito por las compañías de seguros de salud.

Barack Obama (ObamaCare) y Paul Ryan (RyanCare) nunca contestaron las siguientes preguntas:

¿Porqué una persona que no es drogadicta tiene que comprar un seguro de salud que cubra drogadicción?

¿Porqué hay que pagar por gastos de cambio de sexo cuando alguien no piensa cambiar de sexo?

¿Porqué los hombres tienen que tener seguros que cubran cuidados de maternidad?

¿Porqué hay que pagar por condiciones preexistentes cuando alguien no tiene condiciones preexistentes?

Ryan trató de implementar una reforma de salud tan deficiente como ObamaCare. El pueblo estadounidense reconoció el desastre de RyanCare y lo rechazó. Una encuesta reciente reveló que sólo el 17% de los ciudadanos apoyaban el plan de Ryan. El día que Paul Ryan abandonó su propuesta de ley se rumoraba que por lo menos 25 y quizás 36 republicanos habían decidido votar en contra de RyanCare.

El plan de Ryan fue duramente criticado por miembros del partido republicano. El representante Louie Gohmert de Texas dijo que le “mintieron al Presidente Trump”. El representante Mo Brooks de Alabama llamó al plan de Ryan “un reemplazo horrible”. El ex-Presidente del Congreso, Newt Gingrich, dijo que fue “bueno no haber votado” por el plan de Ryan. Según Gingrich, los miembros del Freedom Caucus “salvaron a los republicanos de un voto destructivo”.

Paul Ryan no pudo elaborar un plan de salud que derogue y reemplace ObamaCare. Ryan puso al partido republicano y al Presidente Trump en una situación difícil y embarazosa. Las consecuencias políticas potenciales de RyanCare no pueden ignorarse. Los republicanos podrían perder el control del Congreso y Donald Trump la reelección presidencial.

El Presidente Trump confió en Paul Ryan. Lamentablemente Ryan engañó a Trump, al partido republicano y al país.

El debacle de la Cámara recae en Paul Ryan, no en Donald Trump. Ryan es el líder del Congreso y el artífice de RyanCare, no el Presidente. El plan de Ryan fue un error. No es sorpresa que los estadounidenses se pregunten (y con razón) si Paul Ryan debería renunciar a la presidencia del Congreso.