(Reuters)

(Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este sábado que se han logrado “grandes avances” en el proyecto de reforma del sistema de seguros médicos, que provoca división incluso entre los republicanos.

Estamos haciendo grandes avances con el sistema de salud. ObamaCare va a explotar y solo empeorará. ¡Los republicanos se unen para hacer el trabajo!“, escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter.

Trump busca derogar el sistema de cobertura médica aprobado en 2010 por su antecesor Barack Obama y desregular el mercado de seguros sanitarios, al tiempo que quiere mantener el alto nivel de cobertura logrado por Obamacare.

La suerte de miles de estadounidenses depende de esta reforma, una gran promesa de campaña de Trump.

Estos son los hechos, que rompen el corazón: hoy los estadounidenses pagan de media 3.000 dólares más por año por su seguro de salud que antes de la entrada en vigor de Obamacare”, dijo por su parte el viceprensidente estadounidense, Mike Pence, durante un discurso este sábado en Louisville (Kentucky).

Solo el año pasado, las cotizaciones se dispararon un 25%, y millones de estadounidenses perdieron su cobertura médica y sus medicinas“, añadió, al presentar el proyecto republicano de reforma desvelado el lunes como la solución.

Obamacare permitió asegurar a más de 20 millones de personas que hasta entonces no tenían seguro médico, lo que hizo que la tasa de gente sin cobertura médica cayera de 16% a 9% entre 2010 y 2016.

El plan que proponen los republicanos, no obstante, ha recibido muchas críticas. Numerosos grupos de interés temen que millones de personas se queden sin medios para contratar un seguro, los demócratas se oponen en bloque, y los republicanos más conservadores creen que el proyecto no es suficientemente ambicioso.

Con información de AFP