March 30, 2017

Militantes Socialistas Invaden Iglesias En Venezuela

VENEZUELA. – La situación en Venezuela durante meses tomó proporciones nacionales de desastres. Con la mayor parte de la población hambrienta, incluso el Papa fue llamado para que él fuera un “mediador” en los debates del presidente Nicolás Maduro con la oposición.

El jueves (23), Maduro volvió a decir que ha estado en contacto con el Papa, y que Francisco apoya “la paz y el diálogo” en el país. Pero el Papa parece mostrar su apoyo al régimen dictatorial, al igual que lo que hace con Castro en Cuba, pero los sacerdotes venezolanos no están de acuerdo con Maduro.

Varios de ellos caminaron para manifestarse públicamente en los púlpitos de las iglesias sobre la terrible situación en la que se encuentra el país.

Debido a esto, los militantes socialistas atacaron las iglesias el domingo, gritando consignas como “Satanás de sotana” y “fascista” contra los líderes religiosos. Según las agencias de noticias, alrededor de 20 personas entraron en la iglesia de San Pedro Claver, en Maracaibo, gritando “¡Chávez vive!”.

El catequista Luis Arias, de 67 años, dijo que los fieles que asistían a misa tenían miedo de ver que el espacio de culto fuera tomado por los manifestantes.

Especialmente debido a las amenazas contra los líderes religiosos.

Uno de los invasores, hizo un discurso político usando el micrófono del púlpito e instó a los presentes a no permitir que la Iglesia criticase al gobierno del presidente Maduro.

Ex arzobispo, Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, dijo que el ataque a la iglesia de San Pedro Claver no fue un caso aislado. “Debe haber algún fin de intimidar a la Iglesia, para tratar de silenciarla”, dijo a Reuters. “Las represalias del gobierno son contra las declaraciones de la conferencia e intimidación”.

El ex presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo monseñor Ovidio Pérez Morales, también se pronunció, criticando la postura del gobierno, diciendo que la Iglesia no puede permanecer en silencio ante los abusos contra sus ciudadanos. “Moralmente, no puedo aceptar la violación de los derechos humanos. No puedo aceptar que el Estado es considerado como el propietario de la gente”, declaró en una entrevista a principios de febrero.

En enero, la catedral principal de Caracas fue apedreada en medio de la noche, después el arzobispo Antonio López hizo un discurso en el que declaró que el socialismo sólo trajo miseria al país.

Aunque el tema no ha recibido una amplia cobertura mediática, ya que la prensa venezolana ha sido censurada, hay informes de las situaciones más extremas. En una región más remota en el estado de Mérida, un grupo con máscaras y fusiles entró en un monasterio. Saquearon el lugar y aterrorizaron a los monjes.

Durante una reciente entrevista, el arzobispo de Caracas, el cardenal Jorge Urosa Savino criticó la suspensión de las elecciones regionales y expresó su descontento con el gobierno, al que llamó “dictadura”.

Las elecciones regionales, previstas para fines de 2016 fueron pospuestas por el gobierno y deben tener lugar en la segunda mitad de este año. Antes del aplazamiento de las elecciones, la Iglesia Católica estaba tratando de facilitar las conversaciones entre el gobierno de Maduro y la coalición opositora, pero sin éxito, según informa Catholic News Agency.