March 27, 2017

Corte Liberal Anti-Trump Pone En Riesgo La Seguridad De Los Estadounidenses.

La decisión de la Corte Federal del Noveno Circuito sobre el decreto migratorio del Presidente Trump no fue sorpresa. La razón es simple; la Corte de San Francisco es considerada la más izquierdista y liberal del país. El fallo de los tres jueces fue puramente político y 100% anti-Trump. Además, según analistas y expertos en la materia, la Corte de Apelaciones ignoró la autoridad del Presidente otorgada por la Constitución. De hecho, las leyes migratorias y la Constitución facultan al Presidente impedir la entrada de extranjeros que puedan representar una amenaza a los intereses nacionales del país. Aún más, según la Constitución, ningún extranjero tiene el “derecho” de ingresar a Estados Unidos. Desafortunadamente, los medios demócratas y liberales ocultan esta información al público.

El juez Andrew Napolitano, un analista judicial reconocido, declaró que la decisión de la Corte fue “intelectualmente deshonesta”. En referencia al veto migratorio del Presidente, Napolitano dijo que de acuerdo a la disposición de la ley, Donald Trump “no tiene que consultar a nadie para tomar tal decisión”.

Charles Krauthammer, uno de los analistas políticos más respetados en el país, dijo que la decisión de la Corte fue una “conclusión lamentable”. Según Krauthammer, la Corte “sustituyó el juicio del Presidente” sobre lo que constituye una amenaza a la seguridad de los estadounidenses.

La reputación de la Corte del Noveno Circuito fue puesta en duda en el pasado por otro analista político reconocido en el país. Thomas Sowell dijo lo siguiente en Febrero del 2013: “Un día de estos el Noveno Circuito de Apelaciones podrá declarar que la Constitución es inconstitucional.”

Según los tres jueces de la Corte de San Francisco, no hay pruebas de que algún extranjero proveniente de los países mencionados en la orden ejecutiva realizó ataques terroristas en los Estados Unidos. Esta conclusión es falsa. El Centro para Estudios de Inmigración (CIS por sus siglas en inglés) recientemente reportó que 72 personas provenientes de los siete países incluidos en la lista del Presidente Trump fueron declarados culpables de terrorismo.

Según el reporte, los acusados eran provenientes de los siguientes países:

Somalia: 20 terroristas

Yemen: 19 terroristas

Irak: 19 terroristas

Siria: 7 terroristas

Irán: 4 terroristas

Libia: 2 terroristas y

Sudán: 1 terrorista

El reporte indicó que los terroristas inmigrantes vivían en por lo menos 16 estados del país. Según el informe estos individuos fueron acusados de múltiples actos terroristas incluyendo uso de armas de destrucción masiva, posesión de explosivos y misiles, apoyo a grupos terroristas, lavado de dinero y posesión ilegal de armas de fuego.

Algo más, en contraste a los argumentos de liberales y demócratas, los jueces no pudieron establecer con seguridad que el decreto de la Casa Blanca fue anti-inmigrante o discriminatorio contra los musulmanes. Lo más importante, la Corte no determinó que la orden ejecutiva del Presidente fue inconstitucional. A pesar de todo, los jueces decidieron bloquear el decreto migratorio.

En estas circunstancias, algunos analistas han acusado al Noveno Circuito de politizar el sistema judicial con el objetivo de remover facultades constitucionales conferidas al Presidente.

Contrario a la información divulgada por la prensa anti-Trump, la orden ejecutiva del Presidente es una medida antiterrorista destinada a proteger a los estadounidenses. La decisión de la Corte no sólo desconoce la autoridad constitucional del Jefe de Estado, pero también pone en riesgo la seguridad nacional del país y sus ciudadanos.

Conclusión

En esencia, la actitud adoptada por la Corte de Apelaciones representa un desafío al Presidente y a la Constitución de Estados Unidos. Algunos analistas han descrito la decisión de la Corte como un caso de “Tiranía Judicial” contra el Presidente Trump.

La postura liberal izquierdista de la Corte ha creado una crisis entre el poder ejecutivo y el poder judicial. Donald Trump quiere evitar la entrada de terroristas (o potenciales terroristas) a Estados Unidos usando el poder otorgado por las leyes del país. Lamentablemente, el Noveno Circuito bloqueó los derechos constitucionales del Presidente.

Trump criticó la decisión de los jueces, dijo que todas las opciones están en la mesa y prometió continuar luchando por la seguridad de los estadounidenses.