September 25, 2017

El último Servicio De Obama A Los Castro: Cambia La Política Migratoria Con Cuba.

Barack Obama ha querido rematar su legado hacia Cuba ocho días antes de abandonar la presidencia al poner fin a la política migratoria de “pies secos/pies mojados”, que permitía quedarse en EEUU a los cubanos indocumentados que lograran pisar territorio estadounidense.

En una decisión inaudita para un presidente que está a sólo unos pocos días de ceder el poder al nuevo presidente, Donald Trump, Obama concedió a La Habana una de sus principales peticiones: acabar con una política que daba a los emigrantes que huyen de la tiranía castrista unas ventajas mucho mayores que a los de cualquier otro país.

“Al dar este paso, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los inmigrantes de otros países“, explicó Obama en un comunicado del que se hace eco Efe y que explicaba que “con efecto inmediato, los cubanos que intenten entrar ilegalmente en Estados Unidos y no sean considerados aptos para recibir un alivio humanitario estarán sujetos a deportación, de acuerdo con la ley estadounidense”, precisó Obama.

Una política de 1995

La política eliminada ahora fue adoptada en 1995 y consistía en que los cubanos interceptados en el mar –”pies mojados”– eran devueltos a Cuba, mientras que los que lograban tocar tierra –”pies secos”– eran admitidos en Estados Unidos y se les permitía obtener la residencia permanente un año después de su llegada. “Esta política se implementó hace más de veinte años y fue diseñada para una era diferente”, agregó Obama, que sin embargo olvida voluntariamente que la dictadura en la isla es la misma dos décadas después.

El carácter inmediato de la medida implica que los cubanos indocumentados que lleguen a partir de este viernes a territorio estadounidense podrán presentar ante las autoridades migratorias sus peticiones de asilo, pero serán tratados como los de otros países y podrán ser deportados sin mucho retraso.

A los indocumentados cubanos podrán incluso aplicárseles en algunos casos los procedimientos de “deportación expedita”, que permiten la expulsión del país sin audiencia ante un juez de inmigración.

Hay que tener en cuenta que esto en el práctica supone que los deportados a Cuba serán entregado a la dictadura, por lo que es previsible el trato que recibirán por parte del aparato represor.

Obama también puso fin a un programa de alivio migratorio que permitía solicitar asilo a profesionales médicos cubanos que abandonaran sus misiones internacionales o que cursaran estudios en el exterior, iniciado en 2006 y conocido como “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos” (CMPPP).

“A partir de ahora, el personal médico cubano podrá solicitar asilo en las embajadas y consulados de Estados Unidos de todo el mundo de acuerdo con los procedimientos que se aplican a todos los extranjeros”, anunció el presidente.

Los cambios forman parte de un acuerdo bilateral firmado en La Habana por el que ambos países “declaran su intención de promover cambios en sus respectivas leyes migratorias”.