July 26, 2017

LA POLITICA DE DONALD J. TRUMP HACIA CUBA SERA TOTALMENTE DIFERENTE

El presidente-electo Donald J. Trump cambiará la política de Estados Unidos hacia Cuba radicalmente.

Durante la campaña y después de ser elegido el presidente-electo Donald J. Trump ha hecho comentarios que demuestran claramente que su política vis-a-vis con el régimen opresor de Cuba será completamente diferente a la del saliente presidente Barack Obama. Cuando falleció el asesino dictador de Cuba Fidel Castro el presidente-electo Donald J. Trump expresó lo siguiente: “Hoy, el mundo marca la muerte de un brutal dictador que oprimió a su propio pueblo durante seis décadas. El legado de Fidel Castro es de escuadrones de fusilamientos, robo, sufrimientos inimaginables, pobreza, y la negación de los derechos humanos fundamentales. Aunque Cuba sigue siendo una isla totalitaria es mi esperanza que desde hoy, comience a alejarse de los horrores que ha que ha tenido que soportar durante demasiado tiempo, en que el maravilloso pueblo de Cuba finalmente viva en libertad que tanto se merece.”

El 28 de noviembre de 2016 Donald J. Trump a través de Twitter prometió revertir las medidas y acuerdos de Obama si el régimen cubano no ofrecía “un mejor acuerdo”. El presidente-electo escribió lo siguiente: “Si Cuba no está dispuesta a hacer un mejor acuerdo para el pueblo cubano, el pueblo cubanoamericano y Estados Unidos voy a terminar el acuerdo. Esto no va ser un camino de un solo camino.” En otra ocasión el presidente-electo le dio las gracias a los cubanoamericanos por su voto y también a la Asociación de Veteranos de Bahía Cochinos Brigada de Asalto 2506 por haberlo endorsado para presidente.

Nombramientos de tres cubanoamericanos al equipo de transición de Trump

Mauricio Claver-Carone es director ejecutivo del U.S.-Democracy PAC, el cual es el comité de acción político hispano más grande de la historia. Además, es editor del excelente blog Capitol Hill Cubans.

Los nombramientos de tres cubanoamericanos anticomunistas al equipo de Transición del presidente-electo Donald J. Trump son otra indicación del futuro cambio futuro de política con el régimen despótico cubano. El 21 de noviembre de 2016, el presidente-electo nombró a Mauricio Claver-Carone, director ejecutivo del U.S.-Democracy PAC localizado en Washington, D.C., a su equipo de transición como asesor del Departamento del Tesoro. El U.S.-Democracy PAC ha luchado intensamente por mantener el embargo comercial de Estados Unidos hacia Cuba en contra de muchas otras organizaciones de gran poder e influencia que luchaban y siguen luchando por poner fin al embargo a cambio de nada y en violación de la Ley Helms Burton. Mauricio Claver-Carone es un gran patriota y ha sido unos de los críticos más efectivos al denunciar, como lo ha hecho este escritor durante mucho tiempo, las vergonzosas concesiones unilaterales de Obama a Cuba a cambio de nada, excepto más represión, arrestos arbitrarios y golpizas a los opositores y en particular a las Damas de Blanco.

El segundo nombramiento fue el del profesor de la Universidad de Harvard Carlos E. Díaz-Rosillo. El académico cubanoamericano Carlos E. Díaz-Rosillo, quien apoyó a Donald J. Trump, es asesor de asuntos de autoridad ejecutiva y sirve en el equipo que asesorará al presidente electo estadounidense en la “implementación de políticas.”

El Dr. Carlos E. Díaz-Rosillo es profesor de asuntos de gobierno en la Universidad de Harvard. Es experto sobre la presidencia estadounidense, campañas y elecciones y liderazgo político y políticas públicas entre otros temas. El Dr. Carlos E. Díaz-Rosillo es licenciado en Relaciones Internacionales e Ingeniería Civil de la Universidad Tufts y posee un máster y un doctorado en Políticas Públicas y Gobierno de la Universidad de Harvard.

El tercer nombramiento fue Yleem Poblete, experta en política exterior y seguridad nacional, como asesora al Consejo de Seguridad Nacional. Su nombramiento fue anunciado el 1 de diciembre de 2016.

Yleem Poblete trabajó durante casi 20 años en el Comité de Asuntos Exteriores de la Casa de Representantes y ahora dirige la consultoría The Poblete Analysis Group.

La cubanoamericana Yleem Poblete se incorporará al equipo de transición del presidente electo de Estados Unidos como asesora del Consejo de Seguridad Nacional. La experta en política exterior y seguridad nacional trabajó durante casi 20 años en el Comité de Asuntos Exteriores de la Casa de Representantes. A lo largo de su carrera, participó en proyectos del Departamento de Defensa de Estados Unidos y fue asistente en docencia e investigación del director del Instituto de Estudios Interamericanos de la Universidad de Miami.

Cubanoamericanos votaron por Trump 58% y por Rubio 69% en el condado Miami-Dade

El sitio web Capitol Hill Cubans, del cual es editor Mauricio Claver-Carone, publicó un artículo titulado “El promedio final del voto cubanoamericano” que fue publicado el 18 de noviembre de 2016. Un análisis del voto de 31 precintos electorales con la mayor concentración de votantes cubanoamericanos en el condado Miami-Dade reveló que Trump recibió 58% y Rubio 69%. Este análisis no incluyó las boletas ausentes de cubanoamericanos quienes eran en su gran mayoría de personas de tercera edad y de militares y que de acuerdo con las investigaciones votan por el partido republicano.

El congresista Mario Díaz-Balart está convencido de que el futuro gobierno de Donald J. Trump revertirá todas las concesiones unilaterales promovidas por el presidente Obama

El congresista Mario Díaz-Balart

El congresista Mario Díaz-Balart en una entrevista con el Nuevo Herald expresó que estaba convencido que el futuro gobierno de Donald J. Trump revertirá todas las concesiones unilaterales promovidas por la Administración del presidente Barack Obama, incluidas las autorizaciones de los vuelos regulares comerciales y cruceros a Cuba. Este escritor ha dicho lo mismo en varios artículos y en entrevistas de radio y televisión.

Nora Gámez Torres escribió un artículo titulado “La política hacia Cuba cambiará dramáticamente”, el cual que fue publicado en el Nuevo Herald el 24 de noviembre de 2016. La periodista explicó que el congresista cubanoamericano dijo que tanto el presidente Trump como el vicepresidente Mike Pence “han dicho públicamente –y lo han reiterado a muchas personas de manera privada– que van a hacer cumplir la ley y, para cumplirla, van a eliminar las concesiones unilaterales que ha otorgado el presidente Obama a la dictadura de los hermanos Castro”.

¿Qué medidas eliminaría Trump? se le preguntó a el congresista Díaz-Balart. “Todas”, aseguró Díaz-Balart. “Hasta que no se cumplan los requisitos de la ley Helms-Burton o Cuban Liberty and Democratic Solidarity Act no habrá concesiones, hasta que no se liberen a todos los presos políticos, se garanticen libertades básicas como la libertad de prensa… y se convoquen elecciones libres multipartidistas…La política va a cambiar dramáticamente”.

Gámez Torres señaló que el congresista añadió que incluso sería posible que Donald Trump decidiera no suspender el Título 3 de la ley Helms-Burton –lo que cada presidente ha hecho desde que la ley entró en vigor en 1996–, lo cual permitiría a los propietarios de reclamaciones certificadas demandar a las compañías estadounidenses que hayan realizado negocios en Cuba con propiedades confiscadas por el gobierno cubano.

“Obama ha hecho todo lo posible para debilitar las sanciones unilateralmente y en muchas ocasiones, si no se ha violado la ley, se ha violado el espíritu de la ley”, expresó el congresista quien citó los viajes de estadounidenses en cruceros a Cuba como un ejemplo de violación de las leyes actuales que prohíben el turismo. Aunque Cuba no ha sido mencionada por el presidente-electo Donald Trump y su equipo como un asunto a tratar durante los primeros 100 días de su gobierno, el congresista Mario Díaz-Balart dijo que estaba seguro de que el tema sería una prioridad.

Trump les prometió a los miembros de la Brigada de Asalto 2506 una nueva política hacia Cuba

Donald J. Trump en el Museo y Biblioteca de la Asociación de Veteranos de Bahía Cochinos Brigada 2506.

El 25 de octubre de 2016 el candidato del Partido Republicano Donald J. Trump se reunió en el Museo y Biblioteca de la Asociación de Veteranos de Bahía Cochinos Brigada 2506 con los veteranos cubanos que participaron en la fallida invasión de Bahía Cochinos en 1961. Acusó a su rival demócrata, Hillary Clinton, de “cerrar los ojos” ante las violaciones de los derechos humanos en la isla al igual que el presidente Barack Obama. Aseguró que el presidente estadounidense, Barack Obama, no solo “no ha hecho un buen acuerdo” con Cuba, sino que, de ganar Clinton, “lo haría igual o incluso peor”. Este escritor, junto con el presidente de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos Brigada 2506 Humberto Díaz Arguelles y otro brigadista, le presentó a Donald J. Trump con la insignia de la brigada.

Anteriormente Donald J. Trump dijo en Texas el 6 de agosto de 2016 que de ser electo su  gobierno obligaría a los Castro a realizar elecciones democráticas  y si estos no accedieran impondría nuevas y más severas sanciones a la isla de Cuba. Trump expresó comentarios similares en varios actos de su campaña en Florida.

Donald Trump pronunció un discurso crítico contra Fidel Castro y en apoyo al embargo en la Biblioteca Museo de la Brigada de Asalto 2506 cuando pensó postularse a la presidencia en una visita que hizo en 1999.

En una visita a la Biblioteca y Museo de la Brigada de Asalto 2506 en Miami en 1999 cuando Donald Trump pensaba postularse a la presidencia declaró que Fidel Castro era un “asesino” y un “criminal” que no debía ser “premiado”. Trump publicó un editorial en el Miami Herald criticando la idea de hacer negocios con Cuba expresando lo siguiente: “Sí, el embargo es costoso. Si yo hiciera un negocio conjunto con socios europeos, podría ganar millones de dólares. Pero prefiero perder esos millones que perder el respeto a mí mismo. Fidel Castro ha sido un asesino, él es un criminal y no creo que se deba premiar a la gente que ha hecho las cosas que él ha hecho”. Los brigadistas aplaudieron y apoyaron sus comentarios.

Todos los senadores y representantes federales de origen cubano de ambos partidos están opuestos a la vergonzosa política de apaciguamiento del presidente Obama con la tiranía sanguinaria de los hermanos Castro. Todos ellos han denunciado las concesiones unilaterales de Obama al dictador opresor Raúl Castro. Obama lo ha dado todo sin recibir nada de Cuba comunista.

El presidente Obama quitó a Cuba de la lista de naciones que apoyan el terrorismo

El presidente Obama se retrató en La Habana frente al retrato de su ídolo, el sanguinario asesino Che Guevara, quien fusiló a más de 2,000 niños y hombres en La Cabaña en los primeros meses de 1959.

En mayo de 2015 Barack Obama borró a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo. Ese día el asesino en serie Raúl Castro debió haberse reído de haber engañado una vez más a los Estados Unidos, nación a la que odia profundamente, y sentirse muy satisfecho y orgulloso de la victoria que logró al salir de la lista del Departamento de Estado estadounidense de naciones que patrocinan al terrorismo sin hacer ninguna concesión a esta nación.

Todo lo contrario, el régimen opresor de Raúl Castro ha aumentado la represión contra opositores pacíficos desde que Obama anunció su intención de normalizar relaciones con la tiranía cubana el 17 de diciembre de 2014. El régimen comunista de Cuba continúa matando y encarcelando a patriotas cubanos y violando todos y cada uno de los derechos humanos de la Carta de las Naciones Unidas en la isla. ¡Sacar a Cuba de esta lista fue una infamia y una bofetada a los cubanos dentro y fuera de Cuba que aman la libertad y reclaman democracia en la patria de Martí!

Victoria en La Habana

El presidente Barack Obama, en un acto vergonzoso de apaciguamiento al régimen dictatorial y opresor del sanguinario Raúl Castro, decidió restablecer la embajada estadounidense en La Habana sin recibir ninguna concesión del dictador cubano. Anteriormente Obama cedió a la presión del tirano Raúl Castro y borró al régimen de Cuba de la lista de naciones que apoyan el terrorismo. El presidente cometió un grave error al decir que el régimen cubano no ha apoyado el terrorismo internacional durante los últimos seis meses y que debe prometer a los Estados Unidos que nunca apoyará actos terroristas en el futuro. El presidente mintió a la nación una vez más.

El régimen comunista de Cuba lleva más de 57 años apoyando el terrorismo internacional y hoy en día continúa haciendo lo mismo. Hamas ha establecido una oficina en La Habana sin que Obama haya protestado. Cuba está actualmente brindándoles santuario a terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN), y al grupo español vasco separatista ETA. El presidente Obama y el Departamento de Estado están ignorando el hecho de que la FARC, ELN, y la ETA son considerados a través del mundo como organizaciones terroristas.

Cuba, Irán y Venezuela son aliados estratégicos que apoyan el terrorismo en el Medio Oriente. El régimen dictatorial cubano, a través de su aliado estratégico Venezuela, continúa proveyendo inteligencia y dinero a Hezbollah, la milicia de Irán en el Líbano. El régimen opresor de Venezuela, con el apoyo de Cuba, trabaja de cerca con los carteles de drogas de Colombia para introducir toneladas de drogas a los Estados Unidos y a través del mundo, algo que se ha hecho durante muchos años. Oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas de Cuba trabajan de cerca con los narcos militares venezolanos y con las guerrillas de la FARC que introducen drogas en los Estados Unidos y en muchos países. El general cubano Leonardo Ramón Andollo, jefe de operaciones militares de las Fuerzas Armadas de Cuba, ha visitado Venezuela en numerosas ocasiones y trabaja con los generales venezolanos que participan en el narcotráfico.

Tres militares cubanos fueron encausados por una corte federal estadounidense por asesinato en 2003. El entonces jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria de Cuba, General Rubén Martínez Puente, y dos pilotos de aviones Migs, Lorenzo Alberto Pérez-Pérez y Francisco Pérez-Pérez, participaron en el derribo de dos aviones pequeños civiles en aguas internacionales de la organización Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996. Cuatro pilotos norteamericanos de origen cubano fueron cruelmente asesinados y esos crímenes han quedado impunes. Uno de los tres espías cubanos, Gerardo Hernández, fue condenado a dos cadenas perpetuas por su participación en este asesinato de cuatro pilotos estadounidenses. Hernández y los otros dos espías fueron liberados por el presidente Barack Obama en un canje vergonzoso por Alan Gross, un estadounidense que no había cometido ningún crimen.

Aún peor, Obama autorizó que se enviara la esperma congelada de Hernández, quien se encontraba en una cárcel en California, a su esposa en Panamá para que concibiera un hijo. ¡La diplomacia del esperma de Obama pasará a la historia de los anales diplomáticos como uno de los actos más espantosos cometido por un presidente en toda la historia de esta nación! ¿Cómo va ser respetada nuestra nación en el mundo con una acción tan vergonzosa e infame?

Actualmente Cuba provee apoyo logístico a elementos criminales y subversivos en el Hemisferio Occidental. Cuba fue puesta en la lista de naciones que patrocinan el terrorismo en 1982 por entrenar, dar apoyo logístico y armar a elementos subversivos en África, Asia, Europa, Medio Oriente y las Américas.

La urna que contiene las cenizas del dictator brutal Fidel Castro recorre la isla de La Habana a Santiago de Cuba donde serán enterradas en el cementerio de Santa Ifigenia.

El régimen comunista de Cuba ha mentido a la comunidad internacional sobre su tráfico de armamentos. En un reporte de 2014 funcionarios de las Naciones Unidas confirmaron que Cuba trató secretamente de enviar 240 toneladas de armamento pesado, que incluía aviones Migs, al régimen comunista de Corea del Norte en un barco de esa nación.

Los cubanos habían escondido estos armamentos bajo toneladas de azúcar en el barco de Corea del Norte. Funcionarios panameños descubrieron este cargamento ilegal en un barco coreano del norte que trataba de cruzar el canal de Panamá. El presidente Ricardo Martinelli de Panamá confiscó el barco y encarceló durante varios meses al capitán y a los marineros. Esta descarada acción de Cuba violó el embargo de armas a Corea del Norte declarado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El presidente Barack Obama mantuvo un vergonzoso silencio ya que estaba negociando secretamente en ese momento el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la tiranía de Cuba.

El presidente Obama y Hillary Clinton como siempre ignoran estas inconvenientes verdades. Cuba ya firmó un tratado militar y naval con Rusia donde le autorizó a esta nación establecer bases navales y militares en Cuba. Estas vergonzosas concesiones le costaron la elección presidencial a Hillary Clinton ya que los cubanoamericanos votaron por Donald Trump dándole un voto de castigo a Hillary Clinton y rechazando la política de Obama hacia Cuba.

Conclusión

Han sido muy positivos los comentarios de Donald Trump con respecto a Cuba que expresó en campaña y después de ser electo presidente. El nombramiento de tres cubanoamericanos a su equipo de transición demuestra el compromiso del presidente–electo por revertir las concesiones y medidas unilaterales a la tiranía cubana a cambio de nada. Este escritor está de acuerdo con el análisis hecho por el congresista Díaz-Balart quien dijo que la política de Trump hacia Cuba cambiará dramáticamente.

Lejos de suavizar o quitar el embargo Donald J. Trump impondrá duras sanciones económicas contra Cuba. Seguirá, como se ha escrito en la Plataforma del Partido Republicano de 2016 demandando que Cuba cumpla todos los requisitos de la Ley Helms Burton antes de normalizar relaciones. Este escritor está seguro que el régimen sanguinario del dictador Raúl Castro no cambiará, y que después de la muerte de su hermano aumentará la represión. Probablemente habrá una confrontación diplomática entre Estados Unidos y Cuba.

Nuestro nuevo presidente Donald Trump debe revertir las concesiones inmerecidas otorgadas por Obama al régimen opresor de Cuba. Además, debe ayudar a la oposición interna de la Isla a conseguir la libertad de la Patria de José Martí. Debe oponerse a la horrible tiranía de la isla esclavizada en donde en 57 años han fusilado a más de 17,000 hombres, niños, y mujeres, encarcelado y torturado a más de 300,000 personas y causada la muerte por más de 100,000 de cubanos ahogados y devorados por tiburones al huir de Cuba por el mar.


 

Frank de Varona es un educador, historiador, periodista y experto internacionalmente conocido sobre política, economía, relaciones exteriores y cuestiones de seguridad nacional. Fue profesor asociado en el currículo y el Departamento de instrucción, de educación universitaria, en Florida International University (FIU) de 1997 a 2004.   El Sr. de Varona, nació en Cuba. A la edad de 17 años, participó en la invasión de Bahía de Cochinos, en un esfuerzo por erradicar el comunismo en Cuba. Después de la derrota, fue condenado a 30 años de prisión y sirvió dos años. Cuando el Sr. de Varona regresó a los Estados Unidos, continuó su educación y recibió una Licenciatura en ciencias políticas y economía y un certificado en estudios latinoamericanos de la Universidad de Florida. Obtuvo un Master en estudios sociales en la Universidad de Miami y un título de especialista en educación, en administración educacional y supervisión de la Universidad de la Florida. Completó el trabajo adicional de posgrado en la Universidad de la Florida, FIU y de Boston University.  El Sr. de Varona tuvo una distinguida carrera de 36 años en las escuelas públicas del condado de  Miami-Dade (M-DCPS).  El Sr. de Varona se retiró del M-DCPS, el cuarto distrito escolar más grande en los Estados Unidos, en marzo de 2012. Tras su retiro, continuó su carrera como periodista y escritor.  El Sr. de Varona ha escrito 20 libros y publicado numerosos artículos en revistas y libros en Estados Unidos y España.   Frank es director de Bear Witness Central en el area del sur de la Florida.

Save