July 26, 2017

Vuelve Obama Atropellar A Los Más Débiles

La demagogia del Partido Demócrata (supuestamente el partido de los pobres) cuenta con la complicidad de la gran prensa

Me había propuesto no escribir más sobre política interna de Estados Unidos, pero la última medida abusiva del presidente Barack H. Obama y el silencio de la mayoría de los medios de información que se suponen deben denunciarlo, me ha hecho romper mi promesa. Hace unos días que el gobierno de Estados Unidos anunció que no darán para el 2016 a los jubilados ni a los incapacitados ni veteranos el aumento anual del ajuste de costo de la vida, COLA, por sus siglas en inglés. (1) Esta será la tercera vez que el presidente Obama y su gabinete del Partido Demócrata niega este beneficio a casi 64 millones de beneficiarios del Seguro Social, y la gran prensa de Estados Unidos nuevamente se ha confabulado con ellos y en contra de la población más necesitada, para esconder la injusta medida. No poder trabajar por edad o por incapacidad y recibir un cheque ínfimo los convierte en los más débiles de la población, además de otras medidas en su contra (altos impuestos, baja cobertura de servicios de salud, etc.).

¿Por qué el gobierno demócrata de Obama es el único en la historia que ha dejado de aumentar COLA ya por tres veces en 7 años de mandato?

Este beneficio fue aprobado por primera vez durante la presidencia republicana Nixon-Ford como parte de las enmiendas del Seguro Social de 1972, y COLA comenzó en el mes de julio de 1975 a dar sus aumentos automáticos, ese primer año de 8.0%. Desde ese año los aumentos anuales del Seguro Social han tenido un promedio de 4.1%. Sólo seis veces han sido menor de 2%, incluido las tres veces de Obama (2013 =1.7% / 2014= 1.5% / 2015= 1.7%). Ni el gobierno de Bill Clinton que tantos recortes hizo al servicio de la salud (Medicare) para crear el famoso superávit, nunca anuló este aumento, aunque fue el más cicatero, llegando incluso en enero de 1999 a dar solamente 1.3%, pero el país en general andaba económicamente estable.

Rompiendo la tradición el gobierno demócrata de Barack H. Obama ha sido el único que ha dejado de aumentarlo y no una, sino por TRES AÑOS (2010-2011-2016), en los siete que lleva de mandato, y las veces que lo ha hecho ha otorgado la menor cantidad, exceptuando el 2012 que hicieron ver que era mucho el 3.6%, pero al dividirlo entre los tres años que le correspondían (2010-11-12) hacen un ridículo aumento total de 1.2%.

No olvidamos cuando el presidente Ronald Reagan para 1987 rebajó el aumento a 1.3%, los gritos de la prensa se escucharon en todos los rincones del mundo y repetitivamente, y su gobierno nunca más bajó el aumento manteniéndose durante sus 8 años por encima de 3.1% lo menos que dio en 1986, tampoco vimos crecer desorbitantemente los precios de la canasta básica como ha ocurrido desde que Obama asumió el poder. ¿Y qué decir cuando el tan malquerido George W. Bush lo rebajó a 1.4% en el 2003? Hasta en países que nada tienen que ver con esta gran nación arremetían con tanta fuerza que parecía que se lo querían comer vivo, como si quisieran tanto a este pueblo y ahora nada dicen al respecto. (2)

¿Cuál es la excusa de Obama y los demócratas y todos los que le rinden pleitesía para no dar el aumento? Ellos argumentan que no hubo inflación. Es que los aumentos en los beneficios varían según la tasa promedio de la inflación del tercer trimestre, en comparación con el mismo período el año anterior, y su gobierno dice que la inflación se ha mantenido en torno a cero en el 2015. Claro, en La Casa Blanca no se siente con sus sueldazos, sus múltiples pensiones por cada puesto político que hayan ocupado en el pasado como “servidores” estatales, de condados y ciudades, más los pagos de Seguro Social y si lo desean, también adquieren el Plan de Ahorros Federal (Federal Thrift Savings Plan), sin contar el seguro médico preferencial, porque ellos y su senado y congreso no están obligados a pagar por un “ObamaCare”.

¿Qué es la inflación y quien determina si sube o baja?

Pero ¿qué es la inflación? En economía la llamada inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un período de tiempo, generalmente un año. Entonces si desde que Obama entró en posesión de su envestidura que jamás hemos visto el precio de la gasolina como lo encontró el 20 de enero de 2009 a menos de $2.00/galón como promedio aún este último año con el precio del barril de petróleo por el piso, y la gasolina a esos niveles me indica que suben los precios de todo, y si le sumamos que tantas personas perdieron sus buenos empleos con sus beneficios y han tenido que reubicarse en puestos de menos ingreso, eso refleja la disminución del poder adquisitivo. Y si encima a los que ya han trabajado hasta cumplir 6 décadas o les falta la salud, y a su cheque de jubilación no les aumentan anualmente, también se refleja en el poder adquisitivo. No hay que ser economista para darnos cuenta que donde entran $500 no se puede gastar $1,000, porque eso es estirar la sábana a donde no llega.

Para nadie es un secreto cómo los comerciantes se la han ingeniado para tratar de engañar al comprador. Los que antes vendían paquetes de frijoles de 16 oz, han ido disminuyendo los paquetes paulatinamente de 15, 14, 12 onzas, y no por el mismo precio sino, varios centavos más caros. Una lata de leche condensada ya no tiene 16 onzas y cuesta más. En los restaurantes las hamburguesas son más pequeñas y las porciones que nos sirven igual, pero eso sí,  a más costo. Casi todo lo han ido empequeñeciendo pero el precio es más alto. Un ejemplo que lo podemos ver todos en el baño de nuestra casa, es la manera que el rollo de papel higiénico baila en el portapapel, no sólo le recortaron pulgada y media de largo, también le ancharon el diámetro del tubo de cartón donde lo enrollan, para que luzca más grande y darnos menor cantidad. ¿Alguien se acuerda de cuando íbamos a poner un rollo nuevo al portapapel cómo quedaba? Tan ajustado que no rodaba con facilidad.

Lo que los capitalistas, inversionistas, comerciantes, empresarios, negociantes, etc., hagan para poder seguir manteniendo su empresa o pequeño negocio, no tiene nada de malo, porque para eso viven todavía en un país libre, lo malo es que el gobierno demócrata no lo considere inflación y que la gran prensa guarde silencio ante tantas mentiras.

Supuestamente el gobierno no controla COLA pero sí la información sobre inflación que es la que determina al final para dar el aumento o no. Por eso miente desvergonzadamente (sólo miren lo que ha subido el costo de una docena de huevos en el último año, sin contar las verduras, la carne de cualquier color), todo el que hace el mercado de su casa me dará la razón y eso no es culpa de Bush ¿o también? Claro que no lo pueden culpar, porque los demócratas y su prensa nos hacen ver que todo está muy bien y Obama eliminó la inflación, que son los que manejan el CPI (índice de precios al consumidor), a no ser que lo que dejamos de adquirir los que menos ingresos tenemos lo han comprado al por mayor los que se han hecho más ricos.

¿Por qué Obama propuso el “Chained CPI” proporcionando un menor aumento anual en los pagos del Seguro Social?

Desde el 2013 Obama propuso un plan llamado ‘Chained CPI’ para reducir el crecimiento de los cheques del Seguro Social, que en un principio sería pequeña cantidad, entre $38 y $45 el primer año, para el trabajador jubilado promedio, pero se convertiría en cientos de dólares con el tiempo. (3)

El mandatario y su equipo buscan reducir de esta manera la deuda federal en unos $230 mil millones a costa de los que menos tienen y que no pueden salir a trabajar por su edad o enfermedades que incapacitan, proporcionando un menor aumento anual en los pagos del Seguro Social, sin contar la disminución de los servicios de salud y el aumento de las tarifas por medicinas. Por lo que este presupuesto presidencial es otra medida llena de hipocresía cuando dicen que “que asegura proveer protección a las personas mayores, entre estas a aquellas de bajos ingresos, los incapacitados y los veteranos”, siendo todo lo contrario.

Desde ese año la organización AARP dijo NO al recorte del Seguro Social y de los veteranos propuesto por Obama, pero la gran prensa no se hizo eco. La AARP (por cierto dominada por la izquierda) argumentó que la propuesta del presidente “Chained CPI” disminuiría el COLA (ajuste del costo de vida) anual para el Seguro Social y los beneficios para veteranos, exponiendo tanto a las personas mayores como a los veteranos de guerra en serias dificultades para poder pagar los crecientes costos de los servicios públicos, la atención médica y los medicamentos. (4) Con esta medida además de perjudicar cada vez más a las personas a medida que envejezcan y empiecen a agotarse sus ahorros de jubilación, contribuye a subir más la inflación.

La soga se rompe por el lado más débil, y los retirados e incapacitados no tenemos una gran prensa que nos defienda ni organizaciones de peso que alcen la voz y encuentren apoyo mediático para que no sigan atropellando más y mintiendo.

Sería más honesto que eliminaran las pensiones múltiples de los políticos que desfalcan al país

Si al menos los que dirigen al país fueran un poco más iguales al resto, tuvieran más consideración, pero los políticos tienen la ventaja de recibir varias pensiones vitalicias, según sus puestos, y pocos son tan honestos para quitar esa carga que desfalca al país. Por eso algunos más cínicos han propuesto que se suba la edad de la jubilación, porque ellos trabajan cómodamente con sus múltiples pensiones, y no saben lo que es reventase diariamente para subsistir estando viejo y enfermo. Lo mismo son de desconsiderados la mayoría de las personas que en la actualidad gozan de salud y reciben un buen salario, como los que trabajan en esa gran prensa liberal, para ellos estas reducciones de Obama no son importantes porque creen que no los afectan, pero no se dan cuenta que eso cambiaría si ellos en un futuro pudieran incapacitarse, y su única fuente de ingresos fuera el Seguro Social.

¿De cuánto será la pensión presidencial de Obama cuando se retire en el 2016?

Sólo he conocido al republicano Mike Coffman que ha pedido en un comunicado de principio de 2013 que el Congreso debería eliminar por completo el plan de pensiones financiado por los contribuyentes. Pero esa noticia la dio Melanie Hicken y se publicó en www.cnnexpansion.com el 7 de agosto de 2013, y nadie más la tomó en cuenta. También nos informó que el promedio de un recipiente de Seguridad Social es de $15,000 al año (algunos recibimos mucho menos por haber trabajado con ingresos bajos, por retiro temprano, o porque nuestro empleador no nos ayudó a pagar los impuestos para acumular más con el cuento de trabajador por cuenta propia), mientras nuestro presidente Barack H. Obama (que no ha dado el aumento del costo de la vida a los jubilados e incapacitados en tres años) cuando se retire recibirá como pensión la bicoca de $200,000 anual sin contar todos los beneficios extras que le otorgarán más los beneficios de Seguro Social, según el Servicio de Investigación del Congreso.

Para salvar los beneficios del Seguro Social sería más honesto si los que nos gobiernan legislaran un retiro general para todos por igual y se redujeran sus desorbitados gastos o un poco su sueldo, porque no es lo mismo el 5% al que tiene millones que al que recibe entre $300 a $800 mensuales, y que encima tiene que cubrir un alto costo en médicos y medicinas. Estas últimas subiendo sin límites, porque Obama y los demócratas cuando aprobaron su seguro de salud Affordable Care Act, más conocido por ObamaCare (5) les impuso límites a lo que pueden cobrar los médicos por su servicio, no así a las compañías farmacéuticas que pueden poner el precio que les da la gana por sus medicinas. Al parecer los demócratas que aprobaron esta injusta medida tienen acciones en esas compañías y desean aumentar sus cuentas de bancos a costa de los enfermos necesitados. De esto tampoco habla la gran prensa. (6)

Recordemos que nuestro presidente Barack H. Obama, dijo que con esta ley de seguro de salud obligatorio se beneficiarían 40 millones de personas, no dijo que los otros doscientos y pico de millones, de los más de 300 millones que residen en esta gran nación serían afectados, mucho más los que dependen del Medicare (jubilados e incapacitados) donde los beneficios han sido recortados y los burócratas que lo dirigen son los que determinan si podemos o no hacernos los diferentes test que nos recomiendan los médicos, por eso es una ley impopular en más del 60% de los encuestados, y eso que la mayoría todavía no se ha dado cuenta de todo lo que nos está costando.

Y esa mayoría que puso a Barack H. Obama en el poder por dos veces, gracias a la gran prensa que esconde lo que pueda serle perjudicial, son los principales culpables de este nuevo abuso de poder contra los que no pueden trabajar por su edad y por falta de fuerzas y salud principalmente.

¿A quiénes ha beneficiado más Obama desde que llegó al poder?

Obama desde que llegó a la presidencia ha beneficiado a los más ricos dando el dinero de los que pagamos impuestos a billonarias empresas como General Motor, al Bank of America, a Solyndra y otros, pero se lo ha quitado a los que más lo necesitan, porque no somos donantes millonarios que podamos reclamarle. Y todavía esta GRAN PRENSA que trabaja para la izquierda, y los ricos oportunistas repiten que los demócratas defienden a los más pobres, cuando es evidente que es al revés.

¿Qué le dieron al pueblo norteamericano esas grandes corporaciones que Obama tanto ayudó? Los vehículos de la GM son cada día más costosos, y los bancos han bajado los intereses que pagan por las cuentas de ahorro a la cifra ridícula de 0.01%, y algunos hasta exigen un balance mínimo de $300.00 para no cobrarnos un cargo mensual. Sin contar el golpe bajo que le dieron a las cuentas de retiro cuando dijeron que sufrían de un colapso financiero. Ellos se recuperaron pero las inversiones a los retirados siguen pagando ínfimos intereses. El trabajador que se preparó con tiempo para su retiro actual pensando que sus ahorritos les iban a aliviar, se llevó un chasco. Ya nadie puede vivir de los intereses de sus ahorros porque la tasa de interés sobre los certificados de depósito y otros activos de renta fija son demasiados bajos, casi nulos.

A esto hay que sumarle, o más bien restarle que la mayoría (un 70%) de los jubilados e incapacitados tenemos que pagar del cheque (o chequecito) de Seguro Social las  primas de la Parte B de Medicare deducidas directamente de los cheques, que en la actualidad es de $104.90 mensualmente, y que por suerte no nos pueden aumentar más al menos este año porque las leyes reglamentarias no lo permiten cuando no se efectúan ajustes por costo de vida. El resto de los beneficiarios de Medicare —incluidos los que gozan de ingresos más altos, los que no participaron en el Seguro Social en sus lugares de trabajo y los nuevos beneficiarios— correrían con los gastos de cualesquiera aumentos en las primas. El informe más reciente de los administradores de Medicare pronostica que, bajo esta hipótesis, la prima básica para estos grupos el año próximo aumentaría a $159.30 por mes. (7) Y hay que tener en cuenta que la cobertura de Medicare cada vez es menor, subiendo los copagos y los deducibles (dependiendo del plan de salud que escojan y la ciudad en que vivan).

Otra hipocresía del Partido Demócrata

Los demócratas hipócritamente trabajan para subir el salario mínimo sin embargo, apoyan bajar el beneficio de Seguridad Social al que deja de trabajar por problemas de edad o salud, asfixiándolos. Eso me recuerda otra incongruencia como la de pedir que no se permita la pena de muerte para asesinos confesos pero promover la misma muerte a seres por nacer con los abortos, gastando el dinero de nuestros impuestos en clínicas de abortos y en anticonceptivos fuera del territorio de Estados Unidos.

El Presidente mediante una orden ejecutiva aumentó el salario mínimo de los contratistas federales a partir de 1 de enero de 2015, toda una jugada política para lucir bien en apariencia. Ahora de $7.25 ganan 10.10 dólares la hora, afectando a miles de compañías que se vieron obligadas a hacer ajustes que consiste en desempleo, y más trabajo para los que se quedan que tienen que laborar por el que se fue, y por supuesto suben el costo de la mercancía que bien producen o venden, o la achican, lo que afecta al consumidor y contribuye a subir la inflación.

Los políticos lo quieren resolver todo con el dinero de otros por eso cada vez que necesitan dinero nos suben el impuesto a nuestra casa que es su alcancía favorita y que por su culpa nunca será nuestra pagándoles impuestos de por vida. Pero ningún político, quizás con alguna rareza, se quita parte de sus tantísimos beneficios, para mejorar la desigualdad. Por eso los más vivos quieren vivir de los más bobos haciéndose de un puesto político de por vida, lo que debía también limitarse, los puestos vitalicios y sin elección popular como los jueces de la corte suprema, y los largos períodos, así un millonario como el congresista demócrata Charles Rangel, de probada corrupción (desvío de fondos, declaraciones falsas de impuestos, etc.) (8), pudiera ir a la cárcel igual que cualquier ciudadano.

¿Cuál es el partido que defiende a los más pobres recipientes de Seguridad Social?

Decir en la actualidad que el Partido Demócrata es el defensor de los pobres, es una falta de respeto a la inteligencia de los que sabemos la manera como manipulan con esa falacia, cuando vemos a los distritos que están representados por ellos que son los que más millonarios tienen. Por ejemplo, entre los 10 distritos más ricos de Estados Unidos, 8 son representados por demócratas. (9)

Otro ejemplo lo tenemos en McLean el barrio más caro de la zona metropolitana de Washington DC, el hogar de muchos funcionarios del gobierno y políticos ricos, donde todos los distritos están dominados por políticos demócratas. (10)

El condado Palm Beach donde resido, uno de los más ricos de la Florida, la mayoría de sus representantes son del Partido Demócrata, desde todos los congresistas estatales, tres de los cuatro senadores del estado; el sheriff; el Secretario de la Corte del Circuito; el Recaudador de Impuestos; seis de los nueve representantes por distritos, etc., y son los que menos ayuda brindan a los jubilados e incapacitados (comparando las ayudas que ofrecen en Miami a los recipientes de Medicare). (11)

Sin contar que entre los cuatro primeros más ricos en EE.UU., según la revista Forbes de 2015 son los mayores donantes del Partido Demócrata: #1 – Bill Gate (cofundador de Microsoft); #2 – Warren Buffett (presidente ejecutivo y principal accionista de Berkshire Hathaway, amigo personal de Obama); #3 – Larry Ellison (presidente ejecutivo y director de tecnología de Oracle Corporation): #4 Jeff Bezos,  presidente ejecutivo y fundador de Amazon.com. (12) y (13)

Disculpen si les parece cansón este poco de datos, pero yo también estoy cansada de que me den gato por liebre y que el oficio de periodismo, al que tanto he respetado por considerarlo un sacerdocio, mayoritariamente se haya desprestigiado tanto para beneficiar a un partido que nos acerca cada vez más al socialismo, que en todos los lugares que se ha aplicado no funciona, por eso mismo de empobrecer al pobre y enriquecer al rico, haciendo ver lo contrario.

Obviamente, ambos partidos tienen sus millonarios pero los datos de la Comisión Federal Electoral muestran que la mayoría de los más ricos activistas políticos militan en el Partido Demócrata, ahí vemos muchos multimillonarios abogados litigantes, a los grandes financistas o banqueros, y los ejecutivos de la industria del entretenimiento de Hollywood junto a los más ebrios lame traseros artistas como Sean Penn, Danny Glover, Oliver Stone, etc., amigos de dictadores, sin contar la mayoría del senado que nos representan.

Es una realidad que los republicanos no han hecho casi nada para evitar que Obama y su gobierno demócrata sigan demagógicamente dándose golpes de pecho de que ellos son los que vigilan por los menos afortunados, porque no gastan casi nada de sus millones en medios de comunicación más objetivos (como el canal de TV News Max, el único de su clase, mejor que Fox News en inglés y en español) pero al menos, con algunas excepciones, el republicano conservador no presume de ser benefactor de los más pobres y el que es millonario no niega que tiene millones. Bien debían aprovecharse los conservadores de esta miserable mentira demócrata para hacer campaña política. Pero penosamente, salvo muy contadas excepciones, sólo el que ha vivido cheque a cheque podría ponerse en el lugar de los recipientes más pobres de Seguridad Social.

Para mí lo más doloroso, no solo es contemplar esos llamados periodistas encarnizados contra los conservadores y muy callados ante los desmanes de los demócratas liberales y mentirosos, sino es ver que hayan tantos afectados votando por el Partido Demócrata que son los que ponen más impuestos que tanto daño hace a la clase trabajadora y despilfarra el erario público en ayudar hasta a los enemigos de esta gran nación.

Ponerme a opinar sobre la demagogia del Partido Demócrata me trae conflictos con personas que aprecio sinceramente pero al parecer les ha ido muy bien en estos últimos años y no miran para los lados o cierran los ojos cuando ven que engaña y apabulla, también empeoran mis problemas de salud, porque los disgustos y preocupaciones acrecientan los dolores, pero quedarme callada me oprime el pecho, pues soy de las que no pueden ver inalterable un crimen y virar la cara. Donde quiera que se cometa una injusticia, tengo que denunciarla, mucho más si la gran prensa lo omite para favorecer a su partido tan mitómano.

Que siga el proselitismo, vote el que quiera por los que cometen abusos contra los menos pudientes, para eso vivimos en democracia, cada cual elige al que más se le parece, pero es hora que los periodistas que se consideran objetivos informen con veracidad y se dejen de embustes repitiendo como papagayos que el Partido Demócrata defiende a los pobres, porque es todo lo contrario, nos convierten en más pobres y ellos en más ricos.

Fuentes consultadas:

(1) www.ssa.gov/espanol/noticias/cola/;

(2) www.ssa.gov/news/cola/automatic-cola.htm;

(3) www.aarp.org/politics-society/advocacy/info-02-2013/the-chained-consumer-price-index-explained.html;

(4) www.aarp.org/espanol/politica_y_sociedad/activismo/info-02-2013/seguro-social-recortes.html?intcmp=AE-POL-RELBOX-ES;

(5) www.medicaid.gov/federal-policy-guidance/federal-policy-guidance.html;

(6) www.healthcare.gov;

(7) http://blog.aarp.org/2015/08/12/ajuste-costo-de-vida-beneficios-seguro-social-2016-espanol/;

(8) “Solo le falta quitarle el bolso a una vieja”, por Andrés Pascual, publicado en www.conexioncubana.net/tres_verdades/solo-le-falta-quitarle-el-bolso-a-una-vieja/

(9) www.census.gov (como son: New York 12, Rep. Carolyn Maloney; California 33, Rep. Henry Waxman; New York 10, Rep. Jerry Nadler; California 18, Rep. Anna Eshoo; Connecticut 4, Rep. Jim Himes; Virginia 8, Rep. Jim Moran; California 12, Rep. Nancy Pelosi; New York 3, Rep. Steve Israel);

(10)https://vote.arlingtonva.us (como el senador de Virginia, del distrito 30, Adam P. Ebbin; el distrito 31, senadora Barbara A. Favola; distrito 32, senadora Janet D. Howell; distrito 47, cámara de representante Patrick A. Esperanza; distrito 48, representante RC “Rip” Sullivan; Distrito 49, representante Alfonso H. López; Secretario del Tribunal de Circuito Paul F. Ferguson; Fiscal Theo K. Stamos del Commonwealth; Sheriff Elizabeth F. “Bet” Arthur; Comisionado de Ingresos, Ingrid H. Morroy; Tesorero Carla F. De La Pava; Junta del Condado [dos asientos] Kate A. “Katie” Cristol y Christian E. Dorsey);

(11) www.pbcelections.org/ElectedOfficials.aspx

(12) www.forbes.com/forbes-400/list/#version:static;

(13) www.opensecrets.org

 

María Argelia Vizcaíno, autora de los libros “Guanabacoa la Bella”, tomo I y II; “Cultos sincréticos cubanos”; “Son y sazón cubano”; “La gastronomía en la música cubana”, y muy pronto la serie de libros Archivos Secuestrados, donde aparecerán entre los títulos “¿Suicidas o suicidados?, que narra sobre celebridades cubanas que supuestamente se han quitado la vida, algunas en circunstancias aún no aclaradas; y otros próximamente. Todos se pueden adquirir visitando www.mariaargeliavizcaino.com