July 26, 2017

Nos Hemos Convertido En Una Causa Sin Identidad Nos Preguntamos

Los tiempos en que la derecha conservadora tenía el poder del capital, pertenecen al pasado. El socialismo del siglo 21 se ha organizado tan bien, que hoy en día ellos son los dueños del capital, del poder, y de gobiernos en países muy adinerados, y de casi todos los medios de difusión. Aquí en EE. UU., supuestamente hay libertad de prensa, pero solamente las noticias que les conviene a los progresistas (comunistas), son difundidas. Entonces donde esta tal libertad de prensa?

La ambición en nuestras filas, ha sido otra de las causas que mucho daño nos ha causado. Pero la forma que el enemigo nos han manejado, o mejor dicho, nos hemos dejado manejar, es lo que poco a poco nos está destruyendo; nos ha impedido enseñar a los pueblos, incluyendo el pueblo Norte-Americano contra qué clase de enemigo estamos luchando; lo que ellos están haciendo y los problemas que está causando para Norte América, y para el mundo.

Cuando yo veo que nuestro secretario de Estado John Kerry va a Ucrania, y en nombre de la libertad demanda justicia y respeto a las leyes internacionales, las mismas leyes internacionales que han sido creadas por ellos para subyugar al mundo con el pretexto de proteger el medio ambiente; las mismas  que han permitido establecer gobiernos totalitarios y comunistas; las mismas  que declaran a Cuba campeona en alimentar de su población; las mismas que en junio 5 del 2008, menos de un año después de que Birmania masacrara dos mil de sus monjes y otros activistas pro democráticos y menos de un mes después de que Birmania permitiera que casi 100.000 de sus ciudadanos perecieran en la estela de un mortífero ciclón; las Naciones Unidas eleva al representante de Birmania a vicepresidente de la Asamblea General de la ONU; Las mismas leyes que esta élite usara para declarar que el nuevo orden mundial es la única manera de proteger a la humanidad de las guerras y las matanzas; son los mismos que en 04 de mayo de 2004, elevó a Sudán a miembros de la Comisión de la ONU para los derechos humanos. Un artículo en el New York Times del mismo año detalla que Sudán mata a miles de una de su clase étnica en Darfur.

Son las mismas leyes con que destruyeron a Libia y le instalaron un gobierno Pro-Nuevo-Orden-Mundial; son las mismas leyes que trataron de hacer lo mismo con Siria y con Egipto; las mismas leyes que han incitado el incidente de Ucrania, todo con la idea de aislar a Rusia he impedir que Rusia sea un gran obstáculo para el macabro plan de esclavizar al mundo bajo una dictadura comunista.

No me mal entiendan, no soy pro-Rusia, ni la estoy defendiendo, estoy exponiendo la verdad de lo que está pasando: que Rusia no es nuestro enemigo, las Naciones Unidas, el Nuevo Orden Mundial, Agenda 21 y la administración de Obama son nuestros enemigo. Algo que miles de nosotros debemos estar diciéndole al mundo para que despierte; para que  se dé cuenta con qué tipo de enemigo estamos peleando. Para que el resto de los americanos también lo sepan.

Lo mismo pasó con el Caso de Edward Snowden a quien muchos de nuestros líderes lo llamaron un traidor. El que no entienda que Snowden solo está sacando al descubierto lo que esta administración nefasta está haciendo, exponiéndose al más alto riesgo de su propia vida, no entiende el proceso. Por supuesto, si lo hace un comunista: el fin justifica los medios; si lo hace uno de nosotros es un traidor hasta para mucho de nosotros mismos.

Putin actualmente tiene a la Unión Europea agarrada por la garganta, al tener el poder de suspenderles el gas en el invierno y crearles una catástrofe. Por consiguiente Putin no va a permitir perder ese poder que los miembros de la elite del nuevo orden mundial quieren quitarles, con el pretexto de libertad y respeto a los derechos de los pueblos. Lo mismo de antes con la auto-determinación de los pueblos.

Todos los amantes de la libertad estamos en el deber de decírselo al mundo y preguntarle al Presidente Obama porque está involucrando a su nación en un conflicto de esta magnitud, solo por servirle a las Naciones Unidas. Lo mismo ha pasado con cientos de casos en los EE. UU., los cuales no hemos expuesto: la destrucción de todos las represas de Estados Unidos, lo que afectara el sostén de 15 millones de familias norteamericanas, más o menos lo mismo que hizo Lenin causando la muerte de nueve millones de Rusos; la compra de todas las buenas y productivas fincas agrícolas del país, destruyendo así la industria agrícola y la escases que esto causara; exponer las leyes que han destruido la industria del carbón y las consecuencias energéticas que causara; exponer las leyes que hacen actualmente a América una nación socialista.  Me imagino que en muchas de sus naciones está pasando lo mismo.

Alguno de ustedes se ha preguntado por qué no se han expuesto y desenmascarado esta pila de cuatreros que han tomado a EE. UU., y están al punto de destruirlo. Bueno ahí volvemos a la maquina destructora difusiva del comunismo, que hoy en día nos tiene divididos, desorientados, sin una idea definida y con diferentes objetivos. Ellos  han creado a nuestros líderes con participación monetaria, bien como donación o como compra. Es como único nos podemos explicar por qué todos nuestros líderes, todas las organizaciones mundiales como la OEA, la ONU obstan por la misma dirección, la misma forma de proceder, el mismo miedo a salirse de la capsula en la que los han encerrado.

Yo he estado luchando por más de 20 años, y la única vez que hemos logrado detenerlos un poco fue en las elecciones del 2010. Todo el resto de los últimos 40 años su progreso ha continuado. De un grupo de terroristas de menos de 500 activistas a mediados de 1970’s, en EE. UU., hasta el 2014 ellos han adoctrinado más de cinco millones de profesionales y los han colocado en puestos claves; han programado el 47% del pueblo americano; han desmoralizado y descristianizado a nuestra sociedad; tienen el dinero, el poder, el gobierno y el banco de reserva federal imprimiendo todo el dinero que necesiten, y ¿nosotros que tenemos?

Por supuesto tienen el dinero así que ellos deben saber lo que hacer, por lo tanto, cuando nos dicen que esas críticas tan fuertes, además de no creerlas, pueden ser tomadas por las masas incorrectamente y que eso puede justificar lo que los socialista dicen que somos pro-imperialistas, terrorista o delincuentes, nosotros le creemos y aceptamos la proposición, la ayuda que poco a poco nos ha ido poniendo a disposición del enemigo.

Este es el momento para unirnos y luchar hasta parar este movimiento anti-Cristiano. Quien no entienda esta realidad vive en la negación y en la oscuridad. Vamos hacia una dictadura mundial, que Dios bendiga a las Américas.