December 14, 2017

Un Plan Oculto Para El Gobierno Mundial

Agenda 21 de Soros:

Sí, sólo que no está oculto

Gente porta carteles durante una protesta masiva contra la empresa Monsanto en Los Ángeles el año pasado.

¿Qué es la Agenda 21? Si usted no sabe nada sobre ella, debería.Agenda 21 es un gran plan de hace dos décadas para un “Desarrollo Sustentable” global, traído hacia usted desde las Naciones Unidas. George W. Bush es(y otros 177 líderes mundiales) la aprobaron desde 1992, y en 1995, Bill Clinton firmó la Orden Ejecutiva # 12858 que creaba un Consejo Presidencial sobre “Desarrollo Sustentable”. Así, efectivamente se introdujo el plan de las Naciones Unidas en la extensa y agitada maquinaria del gobierno sin ninguna revisión ni discusión por el Congreso o el pueblo norteamericano.

“Desarrollo sustentable” suena como una gran idea ¿cierto? Suena bien, hasta que al escarbar la superficie y se encuentra que la Agenda 21 y el Desarrollo Sustentable son sólo el pretexto para imponer los principios de Justicia Social / Socialismo en el mundo.

La Agenda 21 pone en riesgo:

• la propiedad privada

• los hogares de las familias

• propiedad privada de coche y elección de viaje individual

• Propiedad privada de granjas

El plan de la Agenda 21 apunta abiertamente a la propiedad privada. Durante 35 años, las Naciones Unidas ha elaborado claramente su postura respecto a la propiedad individual de la tierra.

La tierra… no puede tratarse como una posesión ordinaria, controlada por los individuos y objeto de las presiones e ineficiencias del mercado. La propiedad privada de la tierra es también el principal instrumento de acumulación y concentración de la riqueza y, por tanto, contribuye a la injusticia social; si no se restringe, se puede convertir en el mayor obstáculo para la planificación e implementación de esquemas de desarrollo. La provisión de vivienda digna y de condiciones de salud para la gente sólo puede conseguirse si la tierra es utilizada en interés de la sociedad como un todo.

Fuente: Conferencia de Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos (Hábitat I), Vancouver, BC, Mayo 31 – Junio 11, 1976. Preámbulo a la Agenda Artículo 10 del Reporte de la Conferencia.

Hay otras dos muy buenas razones para ser cautelosos con la Agenda 21 y el Consejo Internacional de Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI) que la apoya: George Soros y las Naciones Unidas. El dinero de Soros ha sido trasladado para financiar partes de ICLEI.

En 1997, la Open Society de Soro entregó al ICLEI una subvención de $2,147,415 para apoyar su Proyecto Agenda 21 Local.

Respecto a Naciones Unidas, los problemas de esa organización con la apreciación norteamericana de la libertad y la autodeterminación no necesitan ninguna explicación.

Hoy en día, Agenda 21 está trabajando en California para implementar planes para crear planes de administración sustentable de “espacios abiertos”. La definición de qué debe ser considerado un “espacio abierto” ha provocado algunos acalorados intercambios entre los que dirigen las reuniones de planeación y los ciudadanos, que quieren que se respeten y resguarden los derechos de la propiedad privada.

Este tipo de plan global no puede instrumentarse sin el apoyo de un amplio y bien financiado grupo que impulse sus prioridades. Para eso, Agenda 21 tiene el Consejo Internacional de Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI). Y el ICLEI está profundamente arraigado en América.

ICLEI USA fue lanzado en 1995 y ha crecido desde un puñado de gobiernos locales que participaban en un proyecto piloto hasta convertirse en una sólida red de más de 600 ciudades, pueblos y condados que se esfuerzan para conseguir reducciones tangibles de las emisiones de gas invernadero y crear comunidades más sustentables. ICLEI USA es el líder doméstico de la protección y adaptación del clima, y del desarrollo sustentable en el nivel del gobiernolocal.

Más de 600 ciudades, pueblos y condados son miembros de ICLEI.

¿Apoya usted los acuerdos de sus gobiernos locales respectoar  las y regulaciones planteadas por una organización basada en Naciones Unidas que quiere que la propiedad privada se transfiera al control del gobierno? Si quiere ver si su gobierno es miembro de ICLEI, puede visitar su página web.

Austin, Texas, es una ciudad que parece haber caído bajo ICLEI/ Agenda 21 y tuvo un fuerte consumo “comunitarista” de Kool-Aid. Un grupo local llamado Texans for Accountable Government (Texanos por un gobierno transparente) vio lo que estaba pasando y trató de detener la adopción, por parte del Consejo de Austin City, de algunas iniciativas “amigables” de Agenda 21. Uno de los miembros de TAG, John Bush, envió una presentación sucinta sobre ICLEI y Agenda 21 que fue virtualmente ignorada. Observe su breve argumento contra la ley local propuesta, inmediatamente seguido por el voto desigual para adoptar el plan.

En el mundo de los negocios, Agenda 21 no es amiga del libre mercado, prefiriendo PPP o Asociaciones Público- Privadas donde el gobierno decide a qué compañías se exonerará de impuestos y se les permitirá estar en los negocios. A la luz de estos eventos, la acogedora relación entre la actual administración y GE (una compañía que no pagó impuestos en 2010) hace levantar la ceja. Y los esfuerzos de WH para decirle a Boing en qué estados puede operar parece reforzar la creencia de que los ideales de Agenda 21 ya están avanzando en América.

Las semillas de Agenda 21 se plantaron desde 1987 cuando los escritos de Gro Harlem Brundtland (una mujer que primero fue vicepresidente de la Internacional Socialista) atraparon la vista de las Naciones Unidas. La doctora Brundtland escribió un reporte para Naciones Unidas intitulado “Nuestro Futuro Común” que prácticamente estaba en el negocio del ambientalismo como medio para controlar a toda la gente del mundo y establecer un gobierno global. El crecimiento de ICLEI y el marco establecido por los defensores de Agenda 21 parecen hacer realidad las ideas de la doctora Brundtland. En meses recientes, grupos ciudadanos a lo largo del país han organizado y se han involucrado en la salida de pueblos y ciudades para dejar de ser miembros del ICLEI.

Para una mejor comprensión de Agenda 21 y el ICLEI sugerimos: The American Policy Center offers a one-page primer on Agenda 21.