September 25, 2017

Rusia Bloquea Resolución Bélica Exige Investigación Exhaustiva Sobre Uso De Armas Químicas Por Parte De Los Rebeldes

En una serie de declaraciones duras del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergei Lavrov y sus subalternos, Rusia dejó en claro que no va a aceptar ninguna resolución del Consejo de Seguridad de la ONU con las que salió el eje imperialista Reino Unido, Francia, Arabia Saudita y Obama el martes 17 de septiembre para:

(1) Poner la ejecución del acuerdo sobre armas químicas bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, lo que abriría la posibilidad a una acción militar; y (2) recomendar que la Corte Penal Internacional le establezca un proceso al presidente sirio Assad por supuestos crímenes de guerra.

No solo bloquearon ayer los rusos el intento de imponer por la fuerza la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU (CSONU), sino que de nuevo Lavrov culpó a la oposición por el ataque con armas químicas del 21 de agosto, a la vez que indicó que Rusia y Siria están trabajando para reunir la documentación que obligue a que se investiguen las actividades de los rebeldes con armas químicas, como lo han estado haciendo desde que Siria pidió por primera vez que la ONU investigara los ataques con gas de los rebeldes en marzo del 2012.

El 18 de septiembre, desde Moscú Lavrov insistió en que tiene que haber una investigación “objetiva, imparcial y profesional” sobre el presunto ataque con armas químicas del 21 de agosto.

“Tenemos mucha evidencia que prueba que esta es una provocación” dijo Lavrov después de su reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Francia Fabius en Moscú, según la televisora RTD. “Pero algunos de nuestros colegas todavía insisten en que solo el gobierno sirio puede usar estas armas químicas. No se puede considerar que esto sea cierto sino hasta que se pueda confirmar”. Lavrov agregó que el informe de la ONU solo prueba que se usaron armas químicas, pero no “si estas armas se produjeron en una fábrica o si son armas caseras” informa el Independent del 17 de septiembre.

Mientras Lavrov hablaba en Moscú el martes, el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, estaba en Siria en donde se reunió con el viceministro de Relaciones Exteriores de Siria, el ministro de Relaciones Exteriores y con el mismo Assad, según informó RIA Novosti. Ryabkov le dijo a los medios que el mes pasado el gobierno sirio le había suministrado evidencia a Rusia que probaba que las fuerzas de oposición estaban involucradas en el uso de armas químicas. “Esta evidencia se tiene que analizar’ dijo Ryabkov. “Sin el cuadro completo de los acontecimientos aquí [en Siria], no podemos menos que calificar el tipo de conclusiones sacadas por los expertos de la ONU… como politizadas, sesgadas y unilaterales”.

El miércoles, Ryabkov se reunió con el presidente Assad y sostuvo una conferencia de prensa después de su serie de reuniones, en donde advirtió sobre llegar a conclusiones sobre los ataques con armas químicas en Siria que ignoren la evidencia sólida que Siria le ha aportado a los inspectores de armas de la ONU.

Según SANA, la agencia de prensa estatal siria, Ryabkov expresó la “desilusión” de Rusia de que “no se le haya dado la atención adecuada a las pruebas” del gobierno sirio” a pesar de su importancia”, según dice SANA.

“Las conclusiones que se discutieron en Nueva York en los últimos dos días fueron limitadas” dijo Ryabkov. “Por lo tanto, tenemos que ver el cuadro completo y buscar las evidencias contundentes antes de llegar a conclusiones y dar indicaciones”.

Ryabkov también afirmó que cualquier resolución del Consejo de Seguridad de la ONU tiene que estar limitada a apoyar el trabajo de la Organización para Prohibir las Armas Químicas (OPAQ) que se basa en el acuerdo ruso-estadounidense en Ginebra, informa SANA.

En Nueva York, en donde se reunía el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria el 17 y 18 de septiembre, el embajador sirio Bashar al-Jaafari habló ante la Asamblea General de la ONU, que había recibido el informe de los inspectores de la ONU. Jafaari expuso el historial de apelaciones de Siria para que se investigaran los ataques con armas químicas de los rebeldes, citando informes de medios de prensa turcos y estadounidenses sobre los abastecimientos rebeldes con armas químicas, y prometió su colaboración cabal tal y como se describe en el Marco Ruso-EU.

SANA informa: “Al-Jaafari afirmó la disposición del gobierno sirio a cooperar con la OPAQ en el acatamiento de las disposiciones de la Convención sobre Armas químicas, que dijo Siria acepto mediante un decreto legislativo dado a conocer por el Presidente Bashar al-Assad”.

“También expresó la disposición de Siria a revelar todas sus reservas químicas, sus componentes crudos y los sitios de producción y almacenaje, según la implementación principal de la Convención”.