July 24, 2017

Por Qué Cuba Es Citada Recurrentemente En El Debate Sobre Common Core En La Educación Norteamericana

Es un hecho: Cuba se ha convertido en una referencia argumentativa en los debates acerca del “Common Core” (estándares educativos nacionales y estatales) en la educación en los EEUU. También Australia, pero en el sentido opuesto.

¿Por qué Cuba?  Pues porque la isla ha concretado en más de 50 años de revolución socialista un sistema estatal-centralizado de educación; que para muchos en Florida se parece al punto de llegada que podría tener la educación en los EEUU si se consuma en el 2014 el proyecto pedagógico (“Common Core”) que ya se implementa bajo la administración del Presidente Barack Obama.

Pero, ¿por qué Cuba y no otros países con un sistema de educación estatal reconocido? Tratándose de Florida, donde hay tantos maestros cubanoamericanos, políticos, funcionarios y estudiantes descendientes de cubanos, esta apelación es comprensible.

Y porque no es falso que “Common Core” tiene puntos que, al menos en la letra, se asemejan a los principios y prácticas de la educación socialista. Otros, como el de la enseñanza del  “patriotismo” y la “excepcionalidad histórica cubana”, que por estos días obsesiona al Ministro de Educación Superior (MES) de Cuba Rodolfo Alarcón marcan distancia; pero hoy vamos a hablar preferentemente de las analogías.

No son solo los locutores y oyentes de la radio hispana del sur de Florida quienes perciben en “Common Core” el fantasma del comunismo. Es una observación que se extiende a nivel estatal y nacional. En cuanto a los cubanoamericanos, se trata por demás de un paralelo histórico perfectamente posible.

“Common Core” tiene una larga historia. Se encuentran en Internet muchos materiales con argumentos a su favor, porque se trata de un proyecto gubernamental con el apoyo de grandes corporaciones. El ex gobernador de Florida Jeb Bush, un político con notable poder persuasivo, es uno de los grandes promotores de “Common Core”. Así que en esta nota quisiera presentar más bien algunas de las objeciones, sobre todo aquellas que el lector cubano y cubanoamericano puede reconocer como familiar en su experiencia histórica. Uso como fuente los trabajos de Thais Alvarez, Republican Committeewoman por Hollywood (Broward County, Florida), considerada una líder en el debate sobre “Common Core”.

En una conferencia el pasado agosto (2013) Thais Alvarez llamó la atención acerca de que “Common Core” implica en la enseñanza de la literatura una des-enfatización en el estudio de Documentos Originales (como la Constitución de los EEUU), que son quienes permiten trazar y avalar realmente el “excepcionalismo” norteamericano; mientras se introducen “noticias”, manuales y resoluciones políticas de relativa actualidad. Los maestros deben dedicar a esto el 50% del tiempo en los grados del 6to al 12. Alvarez también alerta sobre la disminución de la enseñanza de obras clásicas en el canon literario Occidental, la casi total anulación de la enseñanza de la literatura inglesa; en especial, la escandalosa reducción del tiempo dedicado a las obras de Shakespeare. En su conferencia Alvarez mostraba un par de páginas a las que había sido reducido el clásico “Romeo y Julieta”, mientras se introducía, con rango de “texto literario”, el estudio de un discurso del Presidente Obama.

De más está decir que a los cubanos educados en las escuelas de la isla en el último medio siglo les resulta conocida la idea de utilizar citas de dirigentes de la revolución, particularmente de Fidel Castro y Ernesto Guevara, al menos como “motivación” del ejercicio docente. Una práctica que, curiosamente, ya no tiene hoy (al  menos en la Universidad), el rango de “mandato” que tenía en los años ’80. Lo que podría llevar a la paradójica conclusión de que mientras el gobierno de Raúl Castro en Cuba implementa reformas capitalistas, el gobierno de Barack Obama en EEUU ensaya con “changes” hacia la experiencia comunista.

Pero hay algo más evidente aún y que recuerda, con diferencias obvias, el conocido Expediente Escolar cubano donde quedan registrados datos del alumno y sus familiares que parecen importar más a otras instituciones del estado que al Ministerio de Educación (MINED) cubano.

Para estandarizar la enseñanza en los EEUU bajo el argumento de hacerla “funcional” a nivel nacional y “competitiva” a nivel internacional, se está recopilando información (se señala que ilegalmente) acerca de la historia académica del estudiante, pero también de su “disciplina”. Sobre los ingresos familiares, la inclinación al voto, su filiación Partidista, su condición médica, sus creencias religiosas… Así hasta completar varios cientos de datos.

Debe aceptarse que al menos por esta vez no se trata de la “paranoia” del que ve comunistas por todas partes. De hecho, no son solo los críticos de “Common Core” quienes manejan analogías entre este y el sistema de educación socialista en Cuba. Hay defensores de “Common Core” que coinciden en que hay semejanzas entre los dos programas pedagógicos, pero para bien.

FOTO: Thais Alvarez: Attorney, Educadora, Republican Committee Woman. Directora de  Bear Witness Central en Broward : www.southbrowardrepublicans.com