December 18, 2017

Obama Concede Amnistía Sin La Aprobación Del Congreso

El Congreso no ha aprobado la legislación sobre inmigración, pero eso no ha impedido que el presidente Obama emita directivas que conceden una amnistía a los inmigrantes ilegales.

La semana pasada, la administración Obama hizo pública la más reciente de una serie de directivas normativas que conceden una amnistía de forma automática. Esta ultima directiva insta a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a que no hagan cumplir las leyes de inmigración en los casos en los que un extranjero en situación ilegal sea la principal fuente de ingresos de un menor (independientemente del estatus migratorio del menor) o padre o tutor de un niño que sí sea ciudadano de Estados Unidos o residente legal permanente.

En una declaración sobre la nueva directiva, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte (R-VA), indicó que:

Una vez más el presidente Obama ha abusado de su autoridad y ha rechazado unilateralmente hacer cumplir nuestras actuales leyes de inmigración al ordenar a los agentes de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos que dejen de expulsar a amplios grupos de inmigrantes ilegales.

En junio del año pasado, el Departamento de Seguridad Interior de la administración Obama hizo público un memorándum que les indicaba a los agentes de Inmigración de Estados Unidos cómo deberían “hacer cumplir las leyes migratorias de la Nación respecto a ciertos jóvenes que fueron traídos a este país cuando eran niños y sólo reconocen a este país como su hogar”. La maniobra básicamente sirvió para implementar importantes apartados de la Ley DREAM (que se ha presentado y fracasado en el Congreso más de 30 veces) mediante un decreto ejecutivo.

Los empeños por conservar y proteger a las familias son importantes consideraciones a tener en cuenta en lo que respecta a la reforma de la inmigración. La Fundación Heritage a menudo ha argumentado que “la solidez de las familias tiene un valor incalculable, pues proporciona una abundancia de beneficios tanto para los adultos como para los niños y crea los lazos de unión necesarios para una sociedad fuerte”. Sin embargo, cualquier iniciativa de este tipo no debería ser sólo compasiva, sino también justa y respetuosa con el Estado de Derecho. Como ya hemos comentado anteriormente:

…existen formas razonables y adecuadas para abordar el problema de los inmigrantes ilegales menores de edad que defendería los principios de la reforma de la inmigración y no abriría la puerta a una amnistía general. Encontrar una solución real mediante el proceso legislativo daría a la ley legitimidad y una mayor permanencia y podría incluso resultar en un acuerdo entre ambos partidos… En nuestro sistema de gobierno, el Congreso es el Poder Legislativo y es responsable de elaborar las leyes. Se supone que los presidentes “ejecutan fielmente” las leyes en la medida de sus capacidades, no que las reformen para que se ajusten a sus propios objetivos de aplicación de las normativas.

En cambio, arreglar el inservible sistema de inmigración de Estados Unidos requiere de un enfoque más reflexivo. Ni una medida ejecutiva de gran calado ni un gigantesco proyecto de ley que pretenda lograrlo todo de una sola vez supondrían una reforma verdaderamente significativa. De hecho, cualquier vía que prometa una amnistía únicamente empeoraría el problema.

Existe un mejor camino a seguir, un camino práctico, justo y responsable que aborde el problema de las inservibles fronteras de la nación y el lío de la inmigración. Sólo con que el Congreso y la administración nos oyesen…