July 26, 2017

COMMON CORE Y LA EDUCACION DE SUS HIJOS

Sería interesante hacer una encuesta para averiguar cuántos padres tienen conocimiento de unos nuevos estándares educativos, conocidos en ingles por el nombre de Common Core State Standards (CCSS).  Estos nuevos estándares reemplazaran a los de años previos. 

Los padres, como contribuyentes, ya que ellos pagan impuestos, pagan por la educación de sus hijos.  Por lo tanto, uno pensaría que ellos tuviesen una voz en el aprendizaje de sus hijos.  Es más, uno pensaría que las opiniones de los padres no sólo serían bienvenidas, sino también solicitadas y consideradas.  Lamentablemente, nada podría estar más lejos de la realidad ya que los padres no tienen ni voz ni voto.  Es decir, la opinión de los padres no son consideradas en asuntos educativos que impactan a sus hijos. 

En los últimos años, ciertos interés económicos poderosos junto con el gobierno federal se propusieron implementar una forma de educación controlada por el gobierno federal, que viola la Constitución de los EE.UU.  Una decisión de la Corte Suprema de los EE.UU., tres leyes federales relacionadas con la educación, incluyendo una ley federal que protege la privacidad de los estudiantes y sus familias, la Constitución del Estado de la Florida y los estatutos del estado de la Florida prohíben tal intromisión federal. La visión de los Padres fundadores de la República Constitucional de los EE.UU. estaban opuestos a que la letra de la ley, tanto como el espíritu de ella, estableciera un gobierno nacional o centralizado.  Los fundadores de este país temían que el poder de un gobierno nacional se convirtieran en una monarquía o una dictadura.

Al federalizar o nacionalizar la educación, los derechos que los padres podrían ejercer sobre la educación de sus hijos serian eliminados porque las juntas educativas locales, donde los padres históricamente han ido para compartir sus opiniones o asuntos, ya no servirán ese propósito.  En otras palabras, los padres tendrán que dirigirse al gobierno federal y viajar a la capital de Washington, D.C. ya que las juntas escolares están admitiendo, públicamente, que ellos no tiene ningún control sobre los estándares que se les imponen a los estudiantes y cuyas raíces residen y son dirigidas desde Washington, D.C.  Esto sería una tarea bien difícil para los padres que lo más probable no se cumpla. 

Estos estándares educativos federales reducirán considerablemente las expectativas académicas.  Los padres también tienen que tomar en cuenta que las escuelas públicas estarán usando computadores para extraer datos privados y personales de los estudiantes y sus familias.  Por ejemplo, por primera vez las escuelas le preguntaran a las familias sus preferencias políticas y religiosas, cual es su ingreso y sus problemas médicos.  Esta información puede ser utilizada en contra del estudiante y sus familias.  El propósito de obtener toda estos datos personales será para construir bases de datos de información que pueden ser utilizados para la comercialización y para asistir a los políticos en sus campanas.  Todo esto, en las manos equivocadas, puede ser peligroso y usado en contra de los estudiantes que no estén de acuerdo con aquellos que tengan un punto de vista diferentes. Peor aún es el hecho de que los impuestos de los contribuyentes se utilizarán para financiar todos estos esfuerzos.

En estos momentos los padres pudieran estarse preguntando si estos nuevos estándares ya se han implementado, o si serán van a implementados en el futuro.  La repuesta es la siguiente: Las escuelas de la Florida implementaron los CCSS en los grados K-2 este año escolar. Los estándares para los grados 3 – 12 serán llevados a cabo para el próximo año escolar del 2014 – 2015.

Dos expertos educadores afirman que los estándares de matemáticas, tanto como los de lengua y literatura, atrasaran el aprendizaje de los estudiantes por lo menos por dos y cinco anos, respectivamente. Estos expertos renunciaron sus posiciones en la junta que implementa los estándares, por lo que estaban completamente en desacuerdo con los estándares, y por lo tanto, estaban renuentes a aprobarlos.  

Tristemente, los libros de texto alineados con la CCSS han sido comprados, y los estudiantes comenzarán a usarlos este año escolar.  Dentro de los libros hay enseñanzas de Nelson Mandela, un comunista e intimo amigo de Fidel Castro.  También hay un discurso de Barack Obama.  Muchos padres quienes están alertas a estos hechos están asombrados que los discursos de estos líderes se considera literatura, la cual no lo es.    Hay padres a través de la Florida que se han quejado y están luchando, pero es necesario que mas padres se unan a la pelea porque muchas juntas escolares se están burlando de los padres y activistas enfrentándose a este problema.  En el Condado de Brevard, donde el pueblo se unió, tuvieron un gran éxito; los padres lograron erradicar la aprobación de textos históricos los cuales des informaban a los estudiantes con tergiversaciones y omisiones de hechos históricos. 

La triste realidad es que las Asociaciones de Padres (PTA), un grupo de padres de familia, están de acuerdo con los CCSS, ya que no se saben de que se tratan.  Igualmente los PTAs reciben consideraciones especiales de las escuelas locales por lo que son una organización que dona horas voluntarias a las escuelas. Es decir, se puede decir que no se puede contar con los padres miembros de estas organizaciones para que ellos tomen los pasos necesarios para educar los otros padres, ni para que ellos tomen pasos independientes para eliminar los CCSS. 

Los maestros, muchos de los cuales expresan oposición en contra de los CCSS, tienen miedo a opinar en voz alta y expresar sus inquietudes, ya que tienen miedo que pudiesen ser víctimas de represalias, y posiblemente perder sus puestos de trabajo. Esto se entiende, aunque no es cierto; los maestros tiene protección bajo la primera enmienda de la constitución para quejarse contra el gobierno.    Cerca de 4,000 maestros han sido entrenados, al costo de los contribuyentes, y han sido desinformados sobre los CCSS. Por esta razón, incluso un maestro que no está en contra de los CCSS, no es capaz de apreciar los CCSS ni lo que representarán para los estudiantes que enseñan.

Los padres deben tomar la iniciativa y ser pro-activos. Necesitan auto-educarse, además educar a sus hijos.

Los padres necesitan proyectar sus voces y jugar un papel crucial en la educación de sus hijos.

No hay tiempo que perder!