July 27, 2017

Encuesta De Gallup Indica Que Mayoría De Estadounidenses Cree Que Los Casos De Benghazi E Impuestos Deben Continuar Siendo Investigados

De acuerdo con una encuesta de la firma Gallup, la mayoría de estadounidenses creen que tanto el escándalo del Departamento de Impuestos Internos (IRS) y el caso del ataque terrorista en la embajada de Libia en Benghazi deben continuar siendo investigados.

El estudio indica que un 74 por ciento de los encuestados dijo que el escándalo del IRS es lo suficientemente serio como para ser investigado más profundamente, mientras que un 69 por ciento opinó que los asuntos relacionados con las audiencias del congreso sobre el caso de Benghazi también deben ser investigados por las autoridades competentes.

Gallup dijo en su sitio web que a pesar de la relevancia de ambos temas, “la cantidad de atención que estadounidenses prestan a las situaciones del IRS y Benghazi están por debajo de los niveles promedio de otras noticias que Gallup ha seguido desde hace varios años. Esta falta de atención se debe en parte a la falta de interés por parte de demócratas, y en menor grado, de independientes, lo que contrasta con la atención prestada por republicanos.”

El gobierno de Estados Unidos ha estado a la defensiva desde la semana pasada , cuando el congreso estadounidense inició las audiencias para investigar los actos de discriminación efectuados previos a las elecciones del 2012 por parte del IRS en contra de grupos conservadores que aplicaron para exención de impuestos.

También la semana pasada el gobierno reveló un documento de cien páginas conteniendo una serie de correos electrónicos, los cuales fueron intercambiados entre el Departamento de Estado, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y personal de la Casa Blanca.

Tales correos indican que esas entidades realizaron múltiples ediciones a un documento que se convirtió en la declaración oficial sobre los hechos, entregada por la embajadora de Estados Unidos Susan Rice pocos días después de los ataques del 11 de septiembre de 2012, y que señalaba que el ataque se originó tras “protestas espontáneas” fuera de la embajada.

Recientemente el diplomático estadounidense Gregory Hicks testificó ante el congreso y dijo que desde el principio él y otros oficiales del Departamento de Estado sabían que el ataque fue realizado por un grupo terrorista con vínculos a Al-Qaeda y que las declaraciones erróneas de Rice le causaban verguenza.

Miembros republicanos del congreso han dicho que continuarán presionando al gobierno de Estados Unidos para que aclare los hechos ocurridos durante el ataque en Benghazi, en el que cuatro estadounidenses fallecieron, incluyendo el embajador Christopher Stevens. También el congreso continuará esta semana con las audiencias en el caso del departamento de impuestos.