September 26, 2017

Aprobación De Labor De Obama Se Húnde En Medio De Controversias De Impuestos, Benghazi Y La Prensa

En medio de tres grandes controversias, la discriminación de gurpos conservadores por parte de Servicios de Impuestos Internos, la falta de claridad sobre el ataque en Benghazi y la intromisión del gobierno en la libertad de prensa, una reciente encuesta muestra que la aprobación de la labor del Presidente Obama ha caído significativamente con relación al mes anterior.

De acuerdo con el estudio de la Universidad Quinnipiac conducido entre el 22 y el 28 de mayo, el porcentaje de aprobación de Obama es ahora de 45 por ciento, mientras que un 49 por ciento desaprueban la labor del mandatario.

Tal resultado básicamente revierte los datos del mes anterior, cuando un estudio similar mostraba que el porcentaje de aprobación de Obama era de un 48 por ciento, mientras que el de desaprobación era de 45 por ciento.

Según expertos el mayor cambio se dió entre votantes independientes, de entre los cuales un 37 por ciento dijo que aprobaban las labores del mandatario mientras que un 57 por ciento dijo que no le aprobaban.

En semanas recientes el gobierno de Estados Unidos ha estado lidiando con varios escándalos. Según críticos el más importantes es el de Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en ingles), que ha sido demandado en una corte federal por la supuesta discriminación de grupos conservadores que habían solicitado ser puestos en la categoría de entidades con exención de impuestos.

De acuerdo con los demandantes, el IRS negó o retrasó sin base alguna sus aplicaciones durante incluso tres años desde el 2009.

Tal escándalo está cargado políticamente, ya que algunos miembros del Partido Republicano han dicho que tal actividad por parte del IRS tuvo que ver con que la campaña de Obama trataba de evitar que grupos conservadores realizaran recaudaciones de fondos para sus candidatos durante las pasadas elecciones del 2012.

De la mayoría de votantes registrados que fueron entrevistados como parte de la encuesta, un 76 por ciento también dijeron que quieren que un fiscal especial investigue el caso de impuestos.

Otro caso que ha afectado negativamente la imagen del gobierno es el ataque terrorista en Benghazi, ocurrido el pasado 11 de septiembre, ya que a casi nueve meses de que el incidente ocurriera, todavía no existen respuestas a preguntas claves sobre el ataque, incluyendo por qué no se proporcionó mayor seguridad a la embajada antes y durante el ataque, y por qué cuando las embajadas de otros países habían cerrado sus instalaciones debido al peligro inminente, Estados Unidos decidió mantener a diplomáticos trabajando en esa ciudad.

También en semanas recientes el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que había obtenido secretamente los registros telefónicos y otra información de varios periodistas que investigaban asuntos de seguridad nacional.

De acuerdo con la encuesta de la Universidad Quinnipiac, un 37 por ciento, contra un 24 por ciento de los encuestados, dijo que tal acción por parte del Departamento de Justicia genera “preocupaciones legítimas.”

La encuesta también muestra que votantes están divididos en su opinión sobre la confiabilidad de Obama. De acuerdo con el nuevo estudio un 49 por ciento dice que Obama es de confiar, mientras que un 47 por ciento cree que no lo es. El resultado varía dramáticamente con relación a una encuesta similar en el 2011, la cual indicaba que un 58 por ciento creía que Obama era de confiar, contra un 37 por ciento que creía que no.

En general la última encuesta no trajo muy buenas noticias para el gobieno, ya que un 68 por ciento de votantes registrados dicen que están “algo insatisfechos” o “muy insatisfechos” con la situación actual del país, de acuerdo con el estudio.