December 17, 2017

PREGUNTAS IMPORTANTES SOBRE OBAMA

¿Es Obama un socialista?

¿Pretende convertir a EE.UU. en otra Venezuela o Cuba?

Después de lo que ha vivido Venezuela tras un simulacro de “elecciones democráticas” muy bien montado, y el fracaso del candidato opositor, que era la esperanza de la recuperación, el progreso y la libertad del país, el pasado 7 de octubre de 2012, se ha revuelto el tema de si Barack H. Obama, el presidente que desea reelegirse en EE.UU. el 6 de noviembre de 2012, es también un socialista como el gobernante vitalicio venezolano, y que pretende convertir a este país, (el nuestro) en otra Venezuela, para perpetuarse en el poder. Sin embargo, sus simpatizantes más fieles que no les gusta que le digan “socialista” han salido en su defensa, repitiendo la misma retórica que ya he vivido en persona por más de 53 años en Cuba y revivido por 14 años con los venezolanos.

¿Qué es el socialismo?

Teóricamente el “socialismo” significa un “sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes”. Es considerado la fase previa del “comunismo”, porque se forma la transición del sistema económico, político y social capitalista al comunista.

Pero en la realidad es diferente a la teoría. Cada país que ha sufrido de socialismo=comunismo aunque mantiene las bases de control absoluto de todo, ha sido distinto, de ahí que muchos digan que en Cuba no hay comunismo sino un “fidelismo o castrismo”, que en Venezuela hay un “chavismo”, en Nicaragua un “sandinismo”, pero también hubo en Rusia su “leninismo” y su “stalinismo”, y ahora un “putismo” (y no sólo por prostituido sino porque su jerarca mayor es de apellido Putin), porque cada país requiere ciertas transformaciones de acuerdo a su sociedad, geografía, y época, pero en su esencia no varía, porque sirve al mismo ideal, y se organiza muy cuidadosamente y de forma macabra como una mafia de narcotraficantes, ya que carecen de escrúpulos pues para ellos “el fin justifica los medios” y porque está regido por las bases trazadas de la experimentada Asociación Internacional de Trabajadores, fundada desde 1864.

A los varios tipos de socialismo, como los mencionados, se le ha denominado además como: socialismo utópico (que es cuando se originó); el socialismo científico (que es el de Federico Engels); socialismo oweniano (del inglés Robert Owen y sus granjas cooperativas para controlar la voluntad de la sociedad); socialismo cristiano (construir el socialismo desde el cristianismo amparados por organizaciones obreras “cristianas”, como la de Alfonso Carlos Comín creador de “Cristianos por el socialismo”, en Barcelona, y el sacerdote colombiano Camilo Torres, integrante de la guerrilla ELN Ejército de Liberación Nacional); el socialismo del siglo XXI (que impulsa el presidente Rafael Correa en Ecuador; Evo Morales, en Bolivia); socialismo musulmán (Muammar Gaddafi, en Libia y Saddam Hussein en Irak) todos influidos por la avaricia de poder, el control absoluto tratando de implantar un estado totalitario. Ellos se disfrazan de lo que sea para conseguir sus propósitos. Por supuesto hay otras denominaciones, pero en ningún estilo nadie ni nada está libre de su infiltración y efectos nocivos.

¿Qué es el capitalismo?

También el capitalismo tiene sus variantes y etapas, desde el capitalismo brutal hasta nuestros días de mejores leyes y mayor respeto, pero la mayoría guiándose por las bases trazadas por el escocés Adam Smith que se oponía ferozmente a la intervención del estado en los negocios, defendiendo la propiedad privada y exaltando el individualismo con la ley de Oferta y Demanda, para conseguir el beneficio de la sociedad que es el de cada individuo.

Pero no pretendo dar una clase ni una disertación solo dar una idea general de lo que significa el vocablo “socialista” y todas sus variantes, con el mismo objetivo: CONTROL ABSOLUTO de la sociedad para satisfacción de un pequeño grupo que los tiranizará una vez estén en el poder por siempre, de la forma que puedan hacerlo. De esta manera nos adentramos en el tema de si los propósitos del presidente Barack H. Obama son implantar el “socialismo” en EE.UU. para lo que cuenta con capital suficiente enviado desde el exterior especialmente por los enemigos del capitalismo y con el apoyo incondicional y mayoritario de los más grandes medios de comunicaciones. Dos de los principales factores. El dinero que compra voluntades y la prensa que ayuda a ocultar lo que no conviene y publica lo necesario para adoctrinar a los más desinformados.

¿Qué ha hecho Obama para calificarlo de socialista?

Me apena ver a los simpatizantes de Obama como colaboran con su ridiculización cuando afirman por casi cuatro años que él no ha podido mejorar más al país “debido al gobierno desastroso que heredó y al congreso mayoría republicano que no lo dejan trabajar”. Se olvidan que se eligió a Obama porque tenía un plan mágico para mejorarlo todo, que implementó planes de “rescate financieros” a sus anchas despilfarrando nuestro dinero, que al firmar la famosa “Ley de Recuperación y Reinversión 2009” aumentó el déficit e incrementó el desempleo, del que no nos hemos recuperado, porque suponiendo que la persona desempleada ya está trabajando, si es que gana lo mismo, no le alcanza con el alto costo de todo, especialmente el combustible que se duplicó. Para colmo Obama entregó el dinero de nuestros impuestos a grandes compañías que fracasaron como Solyndra, o que se llevaron los empleos fuera de EE.UU. como la General Motor, sin contar los planes bancarios que lejos de favorecer a la mayoría, nos perjudicó.

Quieren olvidar también de que Obama tuvo a su favor dos años con el Senado y Congreso de mayoría demócrata haciendo lo que él quería, y que si no se ocupó de la crisis financiera, el desempleo, ni los problemas migratorios fue porque no quiso trabajar. Hay que recordarles el buen ejemplo de Bill Clinton que tuvo sus últimos seis años ambas cámaras dominada por el partido contrario, y gobernó sin culpar a nadie de sus fracasos. Porque en realidad, como le recalcó Mitt Romney en el primer debate a Obama, hay que gobernar con todos, no sólo para un pequeño grupo. Porque Obama pasó leyes que no hubo ni un republicano que las aprobara. O como ha dicho Marco Rubio, es que el presidente Obama no tiene costumbre de trabajar. Seguir culpando a otros en vez de responsabilizarse seriamente, es una muestra más de lo inepto que ha sido Barack H. Obama, que pretende resolver en el futuro lo que no hizo en cuatro años, imponiendo regulaciones, subiendo aún más los impuestos, empobreciendo más al país.

Mostrándonos otra característica típica de los socialistas=comunistas: la envidia hacia los que tienen más, por eso en vez de imitarlos tratando de subir a su nivel, tratan de bajarlos, y como en el caso de Obama poniéndoles impuestos más elevados y estrangulándolos con regulaciones, contando con el apoyo de todos los que envidian a los ricos también. Ellos quieren redistribuir la riqueza, robando y no trabajando, contrario a como lo proponemos los conservadores.

¿Quién fue y quién es Obama?

El pasado del presidente Obama ha sido una gran incógnita, especialmente por la cantidad de archivos que se han escondido (por algo será, nadie que esté limpio esconde su pasado), pero lo poco que se ha filtrado es desalentador, su padrino político Tony Rezko, quien financió sus cinco campañas, ha sido un delincuente convicto de fraudes, intento de extorsión, lavado de dinero y sobornos a políticos; al igual que su benefactor el terrorista confeso Bill Ayers, quien junto con su esposa Bernardine Dohrn pertenecieron a una organización que puso bombas por los Estados Unidos; su mentor religioso por veinte años es el pastor racista Jeremiah A. Wright, quien manifiesta públicamente el odio hacia EE.UU. Y el presente fue mucho peor cuando recién entrado a la Casa Blanca nombró a zares comunistas como Van Jones, (zar de Trabajos Verdes), a Gary Samore (zar político de armas de destrucción masiva), George Mitchell, (zar de la paz en Medio Oriente de ala izquierda radical) entre otros “socialistas” que han ejercido sus funciones con un poder extraordinario, sin responder al Congreso ni haber sido confirmados por el Senado, algo que jamás se vio en la historia de EE.UU., violando la Constitución, lo que podemos confirmar documentándonos con el libro de Frank de Varona “El verdadero Obama: sus conexiones marxistas, socialistas y radicales”, donde ofrece muchísimos más detalles de la historia pasada y actual de Barack H. Obama.

Claro que Obama no es un socialista abierto como conocemos a otros, tampoco lo era Fidel Castro, y lo negaba, y se enfadaba cuando se lo decían, para proclamar el 16 de abril de 1961 que siempre fue socialista-marxista-leninista. Por eso digo siempre que al pájaro se conoce por la deyección, así que no hay que esperar a que cante.

Los obamistas como los socialistas acusan a sus opositores de lo mismo que ellos padecen. Dicen que los republicanos siembran el terror y el miedo, cuando vemos lo contrario en anuncios a favor de Obama que tiran a viejos en sillas de ruedas por un precipicio dando a entender que así les harán si gana Romney. (Lo mismo hacía Fidel culpaba al “imperialismo yanqui” y después al “bloqueo”). Inculcan el odio a las grandes empresas y a los millonarios (Chávez arremete contra los “oligarcas” y “burgueses”) y después argumentan que los ricos no son los que crean los empleos por eso hay que subirles más los impuestos, como si los pobres o el gobierno fueran los creadores, de ahí que con Obama se hayan roto las marcas de desempleo y de personas que tienen que recurrir a la solicitud de bienestar social porque no reciben el dinero necesitado para mantenerse.

Es un hecho que la actual presidencia de Barack Obama ha sido un rotundo fracaso en todo, por eso no puede hacer ningún tipo de publicidad sobre lo logrado sino criticar al adversario, descalificarlo, y mentir sobre supuestos logros, y hacer más promesas, lo mismo que hemos visto que hacen los socialistas=comunistas (recordemos el “mar de felicidad” que Chávez dijo llevaría a Venezuela). Busquen los discursos de Chávez o de Castro y verán como prometen y como mienten, y como amedrentan con un futuro muy malo si ellos no estuvieran en el poder. La mejor prueba del trabajo de Obama y sus promesas incumplidas en estos tres años y medio en el poder, es que hay menos empleos, endeudó al país como nunca antes, y ha estancado el crecimiento económico. Sin contar el peligro que corremos por estar desprotegidos (bajando el presupuesto de la defensa e investigaciones en el espacio) y por dejarse irrespetar por los principales enemigos terroristas. Es que para algunos analistas él subestima a los enemigos de EE.UU. mostrando una total ignorancia sobre la maldad y la intensidad de su odio, que para otros es muestra de simpatía, manifestándose muy diferente a los valores de la tradicional cultura norteamericana, lo que significa un peligroso regreso al pasado como cuando el inoperante Jimmy Carter fue presidente.

Otras muestras del lineamiento socialista de los obamistas

Sabíamos de las afiliaciones de Obama con comunistas=socialistas, terroristas, musulmanes radicales, antiamericanos, pero ahora corroboramos su lineamiento hacia ese lado con su forma de guiar esta gran nación culpando a otros de sus propios errores, mintiendo sobre su contrincante, buscando más poder del estado, asustando a jóvenes y viejos, dividiendo al país como nunca antes, debilitándolo económicamente, acabando con el desarrollo y la libertad, que es lo que ha hecho grande esta nación americana.

Y no hablemos del ateísmo que los comunistas practican, como lo vimos ante la negación de Dios tres veces en la pasada Convención Demócrata y la oposición a las enseñanzas cristianas por la manera que promueven el aborto, los anticonceptivos, el matrimonio entre el mismo sexo y hasta la legalización de las drogas, lo que me hace ver a los que se dan golpe de pecho de “cristianos” que son obamistas, unos hipócritas.

Muy peligroso es ver que lo mismo que han idealizado a Castro y a Chávez poniéndolos como lo máximo, han hecho con Obama, catalogándolo de inteligente, de buen orador (con telepromter), de carismático, de una figura excepcional fuera de serie. El culto a la personalidad es muy común en el socialismo, y así se lo enseñan a los niños en las escuelas, lo repite la prensa constantemente y penetra en las mentes débiles, por eso vemos a asesinos como el Che Guevara que son idolatrados.

Por todo esto, no solo la persistente aseveración de que Obama es socialista NO carece de sustento, sino que decir que su Partido Demócrata está seriamente infiltrado por comunistas es una realidad cada vez más grande, lo confirmé desde que se prestaron al complot para sacar del medio a la candidata demócrata Hilary Clinton que era la que mayor simpatía contaba y que con seguridad hubiera salido ganadora, pero que quizás no se hubiera prestado a ser un monigote en manos de la Internacional Socialista como vemos que ha sido Obama, aunque ella haya sido admiradora de Saúl Alinsky (neo-marxista que enseñaba a ejercer el cambio al socialismo desde dentro del sistema).

Desde luego también el Partido Republicano tiene sus infiltrados, pero en menos escala, lo que sería importante que se dedicaran a limpiarlo antes de que lo veamos perjudicarlo seriamente como han hecho con el Demócrata.

Los lemas escogidos para las campañas de Obama “Cambio” en el 2008, y “Hacia adelante” en el 2012, no son una casualidad que sean viejos ‘slogans’ socialistas, pero podría tratarse que lo buscaron personas confundidas que no conozcan la historia. Sin embargo, hay dos señales para mi fundamentales de su afiliación con la idea del socialismo: 1) Que todos los enemigos de este país lo prefieren a él que al otro contrincante. 2) Que trata de destruir la economía y las finanzas como hacen los regímenes socialistas para así las personas ocupadas en buscar su sustento diario no gasten tiempo en confrontarlo.

Lo mismo le advirtieron a los cubanos y a los venezolanos

A los cubanos de finales de la década de 1950 se lo advirtieron sobre el peligro que representaba Fidel Castro si se posesionaba del poder, después los cubanos se lo advertimos a los venezolanos sobre Chávez, pero la mayoría de esos pueblos no creyeron que sus líderes los fueran a engañar, y altaneramente contestaban que a ellos no les pasaría porque su pueblo era distinto. Ahora se lo decimos al pueblo de EE.UU. del peligro que corremos si es reelegido Obama no sólo por sus antecedentes, también por su presente y lo que ha dicho que hará si es escogido, aunque muchos ilusionados con la demagogia obamista sigan renuentes a creer que sus ideales son socialistas, y peor aún, otros estén dispuestos a secundarlo aunque lo confirme.

Otra falta de respeto a la inteligencia es cuando los obamistas señalan que los republicanos son tramposos, pero vimos en el 2008 que se documentó en videos el fraude que cometió la ACORN a favor de Obama, investigado por el FBI, y en esta elección pretenden que voten personas ilegalmente al no exigir la prueba de una identificación con fotos, algo parecido a los fraudes electorales que comenten los socialistas como los chavistas.

Venezuela también era un país de leyes como lo es EE.UU., y Chávez las fue cambiando hasta buscar estar en el poder más de 14 años y sin que lo derroten en ninguna elección, aparentando legalidad, y no es un secreto como Obama ha gobernado bajo leyes ejecutivas sin importarle Congreso ni Senado, rompiendo los récords de todos los tiempos de más de 900 órdenes, comportándose como un dictador ¿por qué suponer que no hará lo mismo que Chávez de ser reelegido el 6 de noviembre de 2012?

Y aunque tanto al tirano Castro como al dictador de Chávez sus simpatizantes no querían reconocerles sus ideales socialistas (porque entre otras cosas es muy difícil aceptar que nos equivocamos), no hay por qué afirmar que Obama también lo sea, ¡pero se les parece tanto…! De ahí el grave peligro de que continúe en el poder porque entonces, sí nos puede pasar como a Venezuela y a Cuba; y el lema de campaña sería en el 2016: “¡Por siempre!”.-

 

ALGUNAS FUENTES CONSULTADAS

Libro del Dr. Orlando Trujillo “De los Iluminatis a los Progresistas”, ISBN #9780941010900

Libro de Ariel Remos “En torno al nuevo orden mundial”, ISBN #0-9658609-0-6

Lista parcial de los zares de Obama

http://libertadusa.com/?p=1169

La política energética de Romney y la fracasada política energética de Obama

http://quienesobama.com/?p=2416

Las ideas socialistas siguen siendo un peligro

http://neoliberalismo.com/Ideas-socialistas.htm

Thomas Sowell: Los orígenes ideológicos de las luchas políticas

http://neoliberalismo.com/visiones.htm

La Primavera Árabe y la pesadilla de Obama

Por Alfredo M. Cepero, director de www.lanuevanacion.com

FBI Investigating ACORN for Voter Fraud

http://www.youtube.com/watch?v=l8EVyFWvAR0

FOX News Reports ON SCOTUS Voter ID and ACORN Fraud

http://www.youtube.com/watch?v=s5VgzvzIJ04

Archivo personal de la autora. Otros artículos sobre este tema pueden ser leídos visitando http://www.mariaargeliavizcaino.com/I_Love_USA.html