September 26, 2017

EL ALZA DEL PRECIO DEL COMBUSTIBLE EMPEORA NUESTRA MALA ECONOMÍA

En un reporte de la AP publicado el 29 de septiembre de 2012, en el Diario Las Américas bajo el título “Consumidores gastan más por alza de gasolina”, comienza diciendo Los estadounidenses aumentaron sus gastos en agosto aunque sus ingresos apenas subieron”, debido principalmente al aumento del costo del combustible, casi 50 centavos por galón en julio y agosto.

Para mi es una noticia de gran importancia pero que nuestros medios de comunicaciones dominado por los izquierdistas casi no comentan, especialmente en español, y si lo hacen es de una manera muy sutil y confusa, sin darle la cobertura que merece el tema.

No se puede medir una economía por el gasto del consumidor, ni mucho menos asegurar que está mejorando por eso.

Acá el articulista de nombre Martin Crutsinger expone una frase clave: “El ingreso también creció apenas 0,1%, pero si en los cálculos se excluye el impacto de la inflación y los impuestos, en realidad cayó el 0,3%, su peor desempeño desde noviembre (2011)”.

Es hasta ridículo que el gobierno diga que el ingreso creció 0.1%, cuando por el alto nivel de desempleo y “el débil crecimiento de los salarios”, más los impuestos y los seguros en ascenso, y el alza del precio de los combustibles, hacen nuestra vida más austera. Y si se está gastando más es porque todo está más caro. Así que insistir en que “persiste un crecimiento mediocre”, (como acotó el autor que declaró Sal Gautieri, economista de BMO Capital Market) es inadmisible, cuando en verdad lo único que está creciendo es la pobreza.

La realidad es que, como dice el excelente articulista, “el alto desempleo y el débil crecimiento de los salarios han frenado el gasto de los estadounidenses, lo que a su vez ha limitado el crecimiento de la economía. El gasto del consumidor representa casi el 70% de la actividad económica del país”.

Aunque no soy economista graduada, sino por la necesidad de poder mantener mi casa en pie con nuestro pobre ingreso y gastos en aumento, para mí la matemática es simple: donde entre menos de lo que sale, el saldo de la cuenta es negativo. O sea, dicho en buen cubano “no podemos estirar más la sábana de lo que da”.

Es una pena que los medios de comunicaciones tan parcializados con la izquierda dominante, sigan contribuyendo a la desinformación y acrecentar la pobreza, por no poder mencionar al verdadero causante de esta debacle, para así encontrar el remedio en las urnas el próximo 6 de noviembre de 2012. El que no ha resuelto los problemas en 4 años, no lo hará jamás.

El artículo completo pueden leerlo visitando: http://diariolasamericas.com/noticia/146606/consumidores-gastan-mas-por-alza-de-gasolina