July 27, 2017

LA AMÉRICA OCULTA QUE MUCHOS NO CONOCEN

Queridos hermanos Hispanos. Mi nombre es Julio M. Lara, soy autor, veterano de dos guerras, dos veces guerrillero,  fui comunista, exiliado, dueño de negocio por 45 años, y ahora jubilado activista. Conozco muy bien la ideología satánica que está destruyendo a América. Cuando yo tenía 14 años de edad, fui reclutado y adoctrinado por el movimiento socialista “26 de Julio”  de Fidel Castro. Con ellos pase cuatro años de lavado de cerebro comunista y de preparación para ser un futuro líder socialista, donde aprendí todo lo que es comunismo, incluyendo el estricto código del partido comunista. Yo pelee al lado del Che Guevara por lo que yo pensaba era para el bien de Cuba.

En mi libro “American Apocalypse,” yo predije hace dos años, las batallas y confrontaciones entre las clases sociales y que iban a ser muy duras y prolongadas. Es decir negros en contra de los blancos; hispanos en contra de los blancos; musulmanes en contra de los blancos o anglosajones, hasta el punto que el odio se apodere de las masas y empiecen las batallas y las sublevaciones, como el Manifiesto Comunista enseña. 

Estamos viviendo un momento en América donde millones de trabajadores honestos están perdiendo sus hogares, mientras el gobierno está gastando billones de dólares comprando fincas productivas para convertirlas en tierras baldías, para reserva nacional. Además, billones de nuestras contribuciones están siendo despilfarrados por la administración de Obama en una industria verde que ha demostrado ser un fracaso, pero no ayudan al problema habitacional, ni permiten que nuestros subsuelos sean explorados y nuestro petróleo y minerales sean explotados. Todo porque el Manifiesto Comunista no permite las casas individuales  y el caos económico es lo que les facilitara tomar el poder.

Millones de empleos se han perdido debido a las asfixiantes y estrictas regulaciones a nuestras industrias, una táctica que siempre ha conducido al colapso de la economía, una vez que la mayoría de los desempleados  se hacen dependientes del gobierno por las cosas básicas (comida, ropa y vivienda), la historia nos enseña que cuando esto pasa, es cuestión de tiempo para que el gobierno se quede sin dinero para esos programas. 

Entonces entramos en la fase final, y el miedo, el hambre y la desesperación se apoderan de la gran mayoría. Las masas, agitadas por los comunistas, se ponen furiosas y violentas. Esos trabajadores que un día tuvieron un buen trabajo también se incorporan a la lucha y eso termina en una revuelta nacional que se transforma en una guerra violenta donde vienen los saqueos, la destrucción y la rebelión. Los saqueos y la rebelión traen la ley marcial. Con dicha ley perdemos todos los derechos y el presidente gobierna por mandatos. Las leyes locales y estatales quedan sin efecto. América queda gobernada por una dictadura.

Para esta eventualidad ya el gobierno de Obama esta instituyendo una milicia de un millón de hombres, lo que yo pienso es para hacer lo que los  Sturm Abteilung, también conocidos como los SA hicieron en Alemania, controlaron y subyugaron a las masas, y todo el que se oponga, igual que en Alemania, será enviado a un centro de concentración.  Porque desafortunadamente queridos hermanos, todo lo que aquí se está programando es muy parecido a lo que Hitler hizo en Alemania.

Muchos Americanos y hermanos hispanos están esperando la solución de Obama al problema económico, pero están olvidando que los comunistas nunca proporcionan soluciones, solo confrontación social entre las clases. Para ellos los problemas tienen que ser elevados a conflictos sociales, y ellos siempre a favor de la clase oprimida: los  pobres contra los ricos; los negros contra los blancos y ellos explotan esos problemas raciales y sociales, encendiendo el fuego y el odio. Estas tácticas han sido usadas por los comunistas, por más de 90 años.

En los últimos tres meses yo he visto un crecimiento preocupante  de violencia, odio y confrontaciones entre las clases sociales. La muerte del joven negro por parte del hispano  George Zimmerman ha sido usada por los líderes negros que odian y predican odio contra los blancos, para agitar a las masas negras y crear problemas sociales y raciales. Ahora justicia no es suficiente, ellos quieren venganza. La idea es empujar al anglosajón hasta el punto que no pueda aguantar más y explote, para que la gran confrontación empiece y el odio se apodere de los explotados negros y ellos puedan también participar en el gran desorden que nos llevara a la ley marcial. Exactamente como el Manifiesto Comunista establece.

El plan comunista en América busca subyugarnos desde cuatro frentes: los que protestan y ocupan a Wall Street son los que van a encender el fuego y la  violencia en todo el país; los negros van a demandar y demandar hasta hacernos explotar; cientos de miles de musulmanes que esta administración ha traído con dinero de los contribuyentes, se están  esparciendo  en todo el país en contra de la voluntad de los americanos,  y yo estimo que han sido traídos para que también se incorporen como un ejército Hamas dentro de EE.UU, a la batalla final; ultimo pero no en importancia, agenda 21 está  siendo implantada en los Estados Unidos por 24 agencias Federales, imponiendo toda clase de leyes, regulaciones, multas a los agricultores y propietarios de negocios, y en muchos casos acusando y encarcelando violadores de más de 10,000 leyes desconocidas e ideadas pero vigentes por esta administración para subyugarnos.

Es una verdadera guerra de regulaciones, multas, caos económico para aniquilar a los que crean trabajo. Los comunistas creen que todos los que están en contra de ellos, son la clase burguesa que ellos tienen que exterminar en cada conquista, como la historia comunista  lo demuestra y el Manifiesto comunista prescribe. Créanme, ellos nos quieren subyugar, ponernos a vivir en comunas, repartir nuestro capital y eliminar el 23% de la población,  como manda el plan de control de populación que ellos tienen. Que importa si sabemos que lo que ellos quieren y buscan es confrontación, no podremos evitarlo. Nosotros estamos perdiendo la batalla, y tenemos que estar consiente no ser un idiota usable, como Hitler le llamaba a esos que sin ser comunista, le seguían la corriente.

En nuestros países hispanos contamos con un 95% de cristianos, como vamos a apoyar un régimen que no acepta nuestra religión. Que la única ayuda que nos quieren dar es abrir las puertas de la frontera que al final no favorece a nadie. Es lamentable ver cómo viven los indocumentados con  una inseguridad e inestabilidad torturante, con familias divididas y con una historia de miles de muertos tratando de cruzar la frontera.

La voz hispana se tiene que oír en las próximas elecciones, porque nosotros somos conservadores y patriotas de nacimiento, lo llevamos en la sangre. Nosotros queremos una América unida, cristiana, democrática, con libertad de expresión y con libre comercio y derecho a la propiedad privada. Luchemos para restablecer las leyes con que esta nación fue fundada. El bienestar de los ciudadanos, si ellos ganan, será para el tres por ciento de la población, es decir, para la elite comunista. El resto, sin importar su capacidad o educación, pasara miseria y necesidades, igual a como la pasaron y están  pasando todos los ciudadanos de los países comunistas, o peor. Que Dios Bendiga esta tierra santa que nos ha recibido y acogido como hermanos.